2014

2014
A estas alturas del año me gusta hacer balance. Y 2014 no podía ser menos. 

Realmente no sabría quedarme con una sola palabra para definir este año, pero a grandes rasgos ha sido un año bonito de vivir.

Un año de conocer coles diferentes y encontrar un hueco para mí en ellos.
Un año en el que pude hacer un viaje con una buena amiga y que nos proporcionó unos días maravillosos. Qué bonito es Burgos.
Un verano PERFECTO donde conocí niños extraordinarios y compis geniales a los que añoro, pero que siguen ahí. Un verano agotador pero lleno de momentazos. Un verano de besos y algo más.
Un año de bodas y despedidas.
Un año en el que he vuelto a sentir mariposas en mi estómago y me he vuelto a pillar como hacía tiempo que no ocurría.
Un año de esfuerzo y logros personales. 
Un año en el que me he sentido orgullosa de mi misma.
Un año que termino feliz.


Que el 2015 sea por lo menos igual de bueno que este. Mis mejores deseos para todos en este futuro 2015. Que cada día sea digno de ser vivido. FELIZ AÑO.

Fin de trimestre y Feliz Navidad

Fin de trimestre y Feliz Navidad
Llevo días queriendo publicar para contaros mis aventuras y desventuras en el cole, pero este último mes ha sido un completo caos lleno de faena (hasta me desapunté del gimnasio porque veía que no llegaba a todo).

Los niños cada día estaban más alterados, la proximidad de las navidades nos desbarajustan un poco a todos y a ellos más. Ya no era posible casi ni sentarlos un ratito tranquilos porque el que no hacía tonterías, me ignoraba o se ponía a hablar con algún amigo. Pero todo ha terminado bien: nos ha dado tiempo a acabar nuestros trabajitos, he hecho alguna tutoría y he conocido a mamás encantadoras, pudimos ensayar nuestro baile y ayer nos quedó genial, y hemos entregado nuestras cartas a los pajes de los reyes magos. 

El trimestre terminó con un brindis en la sala de profes, una sala a la que espero volver el día 8 de enero (a mí la incertidumbre de verdad que me mata).

Esta noche y mañana toca reunión familiar, así que sólo me queda desearos que estos días sean maravillosos. FELIZ NAVIDAD A TODOS LOS BUSCADORES DE FELICIDAD. Os deseo que de verdad encontréis esa felicidad que a veces se escapa pero que se esconde en los pequeños detalles.

Pequeños placeres de la vida 28

Cuando trabajo, por las mañanas voy con el piloto automático: apago el despertador, me visto, desayuno, me lavo, hago la cama y me voy a la calle con todos mis bartulos de profe. No es que desayune poco, pero digamos que no pierdo mucho tiempo. Pero en el fin de semana, las cosas cambian.

Llega el domingo, te levantas cuando te cansas de dormir, cuando ya sientes que has descansado lo suficiente, te pones la bata encima del pijama y te preparas con calma el desayuno para saborearlo lentamente en la mesa del comedor (nada de desayunar con prisas en la encimera de la cocina). El desayuno así, es un pequeño gran placer, pero si encima tienes chocolate con churros... Delicioso. Así se empieza bien un domingo.

Maestra cabreada

Ahora mismo me declaro maestra MUY cabreada. Tanto que no sé ni cómo expresarlo.
Todo viene porque este próximo jueves hay elecciones sindicales y, de acuerdo a la normativa, muchos centros cierran por la tarde para dar a los profesores ese derecho a voto. 


Desde mi cole, se nos informó de cómo estaban las cosas, que disponemos de dos horas lectivas para ejercer dicho derecho y que se había decidido cerrar la tarde del 4 de diciembre. De hecho, se nos avisó el jueves pasado y el viernes, las familias ya fueron debidamente informadas. 

Sé que esto, a algunos padres les desmonta los horarios, porque trabajan y a veces es difícil conciliar todo, pero lo que no tolero es la respuesta que he visto a una noticia del Heraldo. Hoy el periódico informaba de la situación, de que muchos centros cierran, de que la normativa es algo ambigua y que deja la decisión de cerrar o abrir en manos de los directores de los centros; y varias personas (muchas de ellas firman como padres o madres de alumnos) han puesto al colectivo de profes a parir. He leído cosas como que no tenemos profesionalidad, que sólo tenemos que trabajar 5 horas al día y que encima buscamos cualquier excusa para escaquearnos, que somos unos sinvergüenzas que deberíamos ir a votar en el rato de la comida o al terminar la jornada lectiva, que ya que estamos que empalmemos con el puente de la Constitución o con la Navidad, que somos unos vagos y unos sectaristas que defendemos lo que nos interesa... VERDADERAS BARBARIDADES QUE ME HAN PUESTO DE MUY MALA LECHE.

¿Quién de estos padres sabe que yo cada día me chupo 140 km de carretera (2 horas de conducir que me saben a cuerno quemado); que trabajo más de 5 horas al día (estoy con los niños 5 horas, pero en el cole nos toca hacer 6 horas, aunque en realidad hago más por comer allí y luego me llevo trabajo a casa); que ya nos han quitado una paga de Navidad que seguramente no recuperaremos; que al ser interina no tengo derecho a cobrar en verano (aunque trabaje todo el curso) porque me echan a la puta calle y a ver si al curso siguiente tengo suerte y puedo trabajar (ya no digo dónde porque puedo acabar en cualquier lado)...? ¿Por qué no emplean estas palabras tan "agradables" en quejarse como Dios manda cuando un maestro se pone malo y tardan la vida en mandar un sustituto (si hay suerte), o cuando las ratios de las clases son tan grandes que es casi imposible atender de un modo correcto a todos los niños? 

Me dicen que vaya a votar en el rato que tengo para comer (el cual he reducido a poco más de media hora porque me quedo haciendo cosas en mi aula) o cuando acabe la jornada (cuando salgo del cole me espera más de una hora de coche y ya llego bastante tarde a mi casa). Estos padres se ponen a quejarse sin informarse, porque también están los que dicen que vayamos a votar entre clase y clase, sin preocuparse de saber que la gran mayoría de votantes tenemos que desplazarnos a otro centro (o incluso a otra localidad) para ello. Estos padres me han acusado de dejar a sus hijos sin su derecho a la educación por ejercer yo mi derecho a voto.

Servidora es maestra de educación infantil. Promulgo a los cuatro vientos que lo mío es vocacional (que no me metí a esto por tener dos meses de vacaciones en verano) y que aunque termine los días agotada de viajar y trabajar, ME ENCANTA. Cada minuto que invierto, fuera de mi horario, en preparar cosas para mis niños lo considero más que pagado al ver sus caras cuando les enseño lo que he hecho y más cuando veo que funciona y aprenden divirtiéndose. Pero me repatea que algunos padres sólo sepan ver que cerramos una tarde el cole para ejercer nuestro derecho de voto (es la mejor manera que tenemos de hacer que las cosas cambien a mejor para la educación) y que por ello nos insulten llamándonos vagos, sectaristas y poco profesionales. Por ahí si que no paso. 


*Decir que a mí, personalmente, nadie se me ha quejado, los padres de mis niños han comprendido la situación, pero me cabrea que nos juzguen de estas maneras y que nos traten así de mal, y por ello escribo todo esto en primera persona.

La perla del día

Vais a llamarme monotema, y con razón, pero es que cada día me encuentro con alguna perla que es digna de ser contada. Y yo quiero dejarlas aquí guardadas para no olvidar ninguna.

Uno de mis niños apunta maneras para filósofo: siempre está pensando en sus cosas (hay días que me ignora de un modo exagerado), es muuuuuy lento a la hora de trabajar y no le importa nada más allá de sus pensamientos. Esta tarde estaba en uno de sus momentos más tranquilos y yo de verlo taaaaan relajado me he puesto como una moto (somos polos opuestos). El caso es que le he dicho: ¡espabila!

Hasta ahí todo normal, hasta que se ha metido en la conversación una de mis niñas que no sé qué debía tener en la oreja pero sus entendederas me han descolocado por completo, porque toda ofendida le ha dicho al niño: la seño te ha llamado GORILA


De verdad que me he quedado con cara de haber visto un marciano.
Menos mal que otra de mis peques ha salido en mi defensa y le ha dicho que eso no era así...

Más frases de niños

Más frases de niños
Hoy me ha tocado vigilancia de patio, cosa que con el frío no llevo nada bien (por suerte hoy ha salido el solete y ha sido llevadero).

Estaba hablando con una compi sobre lo que tenemos que preparar para navidad cuando ha llegado una niña de tres añitos desconsolada, llorando como si no hubiera un mañana. Hemos pensando que se había caído o que había tenido alguna riña con algún otro niño, pero resulta que la peque sólo añoraba a su madre. Mientras se calmaba, se ha quedado con nosotras, y entonces otro niño algo mayor se ha acercado a preguntar qué le pasaba. Mi compañera le ha respondido: "Nada, sólo tiene mamitis aguditis, ¿tú sabes qué es eso?". Y el niño, ni corto ni perezoso, nos dice: "Sí, piojos!!"


Y ahí es cuando nos ha entrado la risa.

Frases de niños

Frases de niños
El viernes por la tarde tenía los nervios a flor de piel. Tuvimos la "Fiesta del otoño" para culminar un proyecto de setas muy majete, pero el tiempo no nos acompañó y llovió un montón. A la hora de salir, ya no llovía, así que repartí los trabajos a los niños para que los llevaran a casa, y uno de esos trabajos acabo en un charco. Toda la portada chorreando (y aun gracias que el resto del trabajo no se empapó). En ese momento casi me da por chillar como una loca, pero aguanté. Entre tanto, uno de mis niños bala (de esos que te la lían a la mínima y que son más que movidos) estaba haciendo de las suyas, y sólo se me ocurrió decirle: "Es que me tienes frita". La frase provocó el silencio entre mis niños hasta que una de mis peques soltó: "Claro, frita de huevo". Y entonces sólo pude reírme. Tienen cada salida que es genial.

Mirando la semana en positivo

Mirando la semana en positivo
A pesar de haber perdido la voz ha sido una gran semana.
Uno de mis niños (sí, ya son mis niños, tengo un problema a la hora de coger cariño a los más peques) me dijo el otro día que ojalá me quedara con ellos para siempre. Puede parecer una frase de niño dicha sin más, pero a mí me hizo ilusión, y además una de las profes del centro me comentó que veía a los chiquillos muy contentos conmigo. Y a mí, esas cosas me llegan.

Mi compi de 4 años es encantadora, y congeniamos muy bien, lo que mola mucho, porque trabajar con alguien con quien compartes puntos de vista, y que te ayuda, es una cosa muy buena. 

Y por último, ayer tuve una muy buena noticia, ya que tengo otro título para añadir a mi curriculum. He conseguido el nivel B2 de inglés y no puedo estar más contenta.



Semanas así, sí, gracias :)

Mi voz ha decidido abandonarme

Una de las peores cosas que te puede pasar siendo profe, es perder la voz.
Y a mí, es la segunda vez que me pasa. 

Este mismo año, en febrero, lo experimenté por primera vez. Lo pasé tan mal que sólo deseaba que fuera una de esas experiencias que se viven una vez en la vida. Pues no, la mala pata me persigue y he terminado la tarde sin voz.

Y no os vayáis a pensar que se debe a que este fin de semana ha sido de excesos, sino que precisamente por notarme un poquito de mal de garganta, ni salí. Me porté bien, cuidé mi garganta, y así he seguido hasta hoy. Pero claro, una clase de 21 niños de 4 años exige un tono de voz algo alto, y al final de la tarde he notado que ya no podía más. Los 70 kilómetros de vuelta a casa han transcurrido en silencio (por mi parte, me he tenido que conformar escuchando a mis compis) y cuando he llegado a casa, me he limitado a saludar con la mano. 

Voy a ver si encuentro algún remedio casero para recuperar un poquito de voz, porque tengo que acabar la semana. Qué miedo... si en lunes estoy así, no quiero imaginar cómo estaré el viernes.

Aterrizando

Segundo día de clase superado con éxito.Si llego a escribir ayer en el blog, todo lo escrito hubiera tenido un tinte de desesperación bastante nefasto, así que ayer preferí descansar y centrarme un poquito.


Llegué al cole con los compis, porque tengo la suerte de poder hacer rueda desde mi pueblo al cole. En el centro estamos tres de Monzón y una chica de Barbastro, así que podemos compartir coche, lo cual es un ahorro y siempre es mejor viajar acompañado. Entregué los papeles de la adjudicación de mi plaza y me soltaron sin contemplación en el aula. No os voy a aburrir con detalles, pero mi día de ayer no fue precisamente el mejor de mi vida. Muchas cosas a controlar en muy poco tiempo, sin conocer nada ni nadie, es duro. Terminé el día con la sensación de no ser capaz de desempeñar mi trabajo. Pero no hay nada como recapacitar y planificarte las cosas pensando en las poquitas cosas que averigüé ayer de mi clase. 

Sin lugar a dudas, hoy me he desenvuelto mucho mejor y he empezado a disfrutar de mis peques, que la verdad que tengo una clase muy bonica (quitando a algún bala que necesita que le paren un poco los pies...). Además de tener la suerte de que mi compi de coche de Barbastro, es mi compañera de nivel, y la moza es un cielo que me explica todo lo que le pregunto. 

Sigo sin saber cuánto tiempo estaré en este colegio, pero creo que pueden salir cosas muy buenas de esta experiencia.

PD: lo peor del día de hoy es que uno de mis nenes ha traído unas setas para verlas con los demás niños y se me ha llenado la mesa de gusanitos blancos. PUAG

Vuelta al ataque

Vuelta al ataque
Y tras varios días de incertidumbre, tras rechazar dos plazas de Teruel y Zaragoza, tras ver como plazas que me interesaban se las llevaban otros,... ahora ha llegado mi momento: vuelvo al curro, esta vez en un cole en Huesca, la ciudad que me vio formarme como maestra.

Ayer aparecí la segunda en la lista, y sólo había una plaza de Huesca. Por suerte, el chico de delante es de Zaragoza y ha escogido una plaza de allí, así que hoy llevo todo el día como una moto, cantando y diciendo tonterías, con una sonrisa enorme en la cara y unos nervios que no me caben en el cuerpo. Porque tengo muchas ganas de trabajar y de estar con nenes, pero siempre me pasa que me entra el miedito de cómo será el cole, los compis, los niños y cómo lo haré yo...

Por lo pronto, sumamos muchas ganas y mucha ilusión a esos nervios que están alojados en mi estómago y que se extienden a todas mi ser a la velocidad de la luz. No sé cuánto tiempo será, pero si sé que lo voy a disfrutar.


La profe vuelve al ataque :)

Una niña especial

Una niña especial
Ella tiene 11 años y hasta hace 2 nunca había salido del Sahara.
Es por eso que ella es afortunada, no todos los niños tienen esa oportunidad, y ella ha podido disfrutarla durante dos veranos.

Desconozco cómo fue su primer verano, porque no tuve la suerte de conocerla. Pero este verano he podido maravillarme con ella y eso ahora ha dejado una marca muy grande en mi corazón.

Llegó con sus construcciones peculiares a la hora de comunicarse, ya que el idioma es una de las barreras que ha tenido que superar (además de llevar un audífono ya que es sorda). Pero a su vez, llegó con una frescura y una sonrisa inimaginables. Me siento orgullosa al decir que he pasado parte del verano jugando con ella, que me buscaba cada mañana para saludarme, que algunas de las tonterías que hice para hacerla reír se las ha estado repitiendo a mis compañeros durante todo el verano. Y era genial verla partirse de risa por algo que tan sólo ella y yo entendíamos. Que una niña que no sabe escribir ni leer ni dibujar, porque hasta hace nada no sabía qué era un lápiz o un folio, te haga dibujos casi todas las semanas, es algo precioso. Porque implica un esfuerzo y unas ganas de aprender que no todo el mundo tiene. Y eso es algo que me quita las palabras. Mi respuesta a este tipo de gestos fueron algo tan universal como un abrazo. Y sé que eso era lo que ella buscaba.

Ella ha tenido un verano mágico, porque ha tenido un montón de vivencias que en otras circunstancias no hubieran sido posibles. Pero también es cierto que tiene que ser difícil, porque su familia está lejos, y aunque aquí está bien, los echa de menos. Lo sé porque en sus últimos días, me hacía la cuenta atrás del momento de su partida. Y a mí cada día se me rompía un poquito más el corazón. 

Seguramente no la vea más, porque al despedirse nos dijo que este iba a ser su último verano aquí, pero tengo que dar gracias por haber conocido a alguien tan especial, con tantas ganas de vivir y con la sonrisa más maravillosa que nunca he visto. 

Y el último día de trabajo, el jefe nos hizo un regalo. Una foto de todos los monitores con ella. Su perfecta sonrisa brillando mientras nosotros la abrazamos. Y cada vez que miro esa foto, o los dibujos que me hizo, o su pulsera de gomitas que me regaló, no puedo evitar sonreír y echarla de menos.

Contrariedades de la vida 45

Contrariedades de la vida 45
Ayer por la tarde acabé deprimida. Primero porque el buen tiempo definitivamente ya nos está diciendo adiós, y segundo por lo que me tocó hacer: despedirme de mis sandalias y mis zapatillas de verano hasta el año que viene.

Ayer por la tarde me tocó empezar con el cambio de temporada. Sacar de mi armario (ojalá tuviera un armario más grande, aunque seguro que lo acabaría llenando) las cajas de los zapatos de verano, subirme a la escalera y bajar del armario del baño, las botas de invierno. Admito que volver a ver mis botas me gusta. Los botines últimamente me pierden. Pero recoger toooodo lo de verano y sacar lo de invierno... 

Ahora me queda la ropa, me resisto, pero poco más puedo aguantar con el cajón lleno de camisetas de tirantes y shorts... Ayy...

No todas las promesas se cumplen

Prometimos vernos pronto, ninguno queríamos tardar tanto como la última vez. Y mientras tanto estuvimos hablando. Y hubo un día en que te noté especialmente distante. El día en que te confirmé que íbamos a vernos ese mismo fin de semana, y tu respuesta me dejó completamente helada. 

Llegó el fin de semana. Ibas con tus amigos y cuando me viste, me diste los dos besos de cortesía de todo el mundo. Hablamos, pero tú procurabas no mirarme demasiado. Y al llegar la primera noche me diste un beso que pretendía ser en la mejilla, pero que se acercó demasiado a mis labios. 

Al día siguiente, pasamos la mañana juntos, con más gente, pero juntos, y de nuevo evitabas mirarme. Yo no podía apartar mis ojos de ti y entre risa y risa con los demás, yo te miraba. Si nuestros ojos se encontraban, no tardabas en apartar la vista. Y eso dolía. 

Esa tarde me contaron lo que había ocurrido y entendí el motivo de que me evitaras. Así que con mucha pena, decidí hacértelo más fácil. Y dejé de buscarte. Me dediqué a pasar unos buenos días, que podían haber sido mejores contigo. 

Y llegó la última noche. Me despedí de todos e intencionadamente te dejé a ti para el final. Quise que tus dos besos fueran los últimos que me llevara. Y en ese instante se rompieron todas las barreras, porque los dos besos fueron normales, pero aquel abrazo, no. En ese instante daba igual quién estuviera a nuestro alrededor, fuimos dos personas fundidas en un abrazo que se alargó en el tiempo. Y tus palabras acariciando mi oído me pillaron totalmente desprevenida: ¿por qué me pides que vuelva otra vez?

Fin de fiestas y algo más

Fin de fiestas y algo más
Ayer a las 22.30 tuvo lugar la quema de fuegos artificiales que ponía punto y final a las fiestas de Monzón. Y no sólo han terminado las fiestas de Monzón, sino que esos fuegos han cerrado también un período veraniego muy largo, porque este año puedo decir que el verano me ha cundido. 

Un verano que se me ha pasado en un suspiro debido entre otras cosas a que he estado trabajando, pero es que además cada fin de semana ha habido algo digno de mención: entre despedidas de soltera, bodas, cumpleaños y fiestas de pueblos... es que no he parado. Y esta última semana ha sido el remate. La forma perfecta de acabar el verano.

Ahora toca volver a la vida normal: clases, gimnasio, prepararme para cuando empiece a trabajar (que espero que sea muy pronto)... Necesitaba parar esta temporada, pero estos primeros días, sé que se me van a hacer muy duro.

Todo empezó con una mirada...

Todo empezó con una mirada...
Una mirada hace años. 
Una mirada que se retomó unos pocos años después y que dio lugar a un tierno beso.
Una mirada que no se repitió en mucho tiempo.
Una mirada que el pasado mes de julio se convirtió en un profundo abrazo y una petición de vernos pronto. Y así fue.

Casualidades de la vida, fuiste el primero que vi al llegar, y casualidades de la vida que justo entonces levantaras la vista hacia mí. Dos besos de rigor en la mejilla y una pequeña charla con poca sustancia. Cada uno disfrutamos del día a nuestra manera: tú hablando, yo haciendo fotos, tú saliendo a tomar el aire, yo bailando. 

Casualidades de la vida, te tocó cenar a mi lado. Hablamos y bromeamos, cogías comida de mi plato y te metías conmigo. Y yo me reía. Después desapareciste. Y yo no me preocupé: seguí hablando y bailando y riendo. Llegó el momento de marchar y regresaste. No sé cuándo ni cómo, si fue casualidad o si lo tenías planeado, pero caminando hacia el hotel, pusiste tu chaqueta sobre mis hombros y me abrazaste. Y yo no sólo me dejé abrazar, sino que te abracé también. Y cuando llegamos al hotel y nuestras miradas volvieron a cruzarse, lo supimos. Sabíamos que iba a pasar y nos dejamos llevar. 

Nos despedimos a la mañana siguiente con una sonrisa, un beso en los labios y una promesa.


*Continuará

Pequeños placeres de la vida 27

Pequeños placeres de la vida 27
Que un día te cunda es algo muy bueno, al menos para mí, que soy experta en perder el tiempo y dejarlo todo para el último momento. Y si encima de aprovecharlo y que te cunda para hacer tareas pendientes, tienes un poquito de tiempo para ti, entonces ya es genial.

Hoy he tenido tiempo de hacer cosas de casa: hacer parte de la comida y la cena, he barrido, he fregado, he tendido y recogido una lavadora, he hecho mis deberes de inglés, he recogido mi cuarto que estaba patas arriba después de la boda de ayer; y aún he tenido tiempo de mimarme un poquito: una ducha sin prisas, arreglarme el pelo tranquilamente, ponerme cremas y relajarme.


Domingos así, sí. Gracias.

Contrariedades de la vida 43

Una de las cosas que más me enerva son esas personas que se esconden detrás de una pantalla (ordenador o móvil, me da lo mismo) para decir barbaridades que luego a la cara son incapaces de decir.

Hoy por ejemplo he tenido que ponerme seria con un amigo que no hace más que decirme cosas poco apropiadas. Partimos de la base de que hace un año intentó conquistarme y le salió rana, y que ahora encima tiene novia. ¿Por qué sigues insistiendo y diciendo cosas que no proceden a través del móvil? ¿No te quedó bastante claro que no quería saber nada? Y encima, ahora tienes pareja, ¿si ella se entera de las cosas que me dices, crees que le gustaría?

Total, que hoy me he cansado y le he dicho que si yo tuviera pareja, no me gustaría que actuara así con otra. Y el tío va y se enfada. Encima resultará que la mala soy yo...

La suerte me esquiva

La suerte me esquiva
La semana pasada anuncié un ataque de histeria debido a las vacantes de inicio de curso. Era casi imposible que llegara algo, pero yo deposité una pequeña esperanza en esas plazas que no suele querer nadie por no ser de jornada completa. ¿Quién iba a pensar que una plaza de 8 horas cerca de mi pueblo, la cogiera una chica de Teruel? Si con eso no tienes ni para pagarte el alojamiento que vas a necesitar siendo de tan lejos!!

Y ayer pasé por otro ataque de nervios que me ha durado hasta hoy a mediodía cuando se ha convertido en una gran decepción. La que ha sido mi plaza en Fraga durante dos cursos volvía a aparecer. Y sin dudarlo la puse la primera de mis opciones, consciente de que seguía siendo difícil pero ya dicen que la esperanza es lo último que se pierde. He estado 24 horas con un pensamiento continuo en mis compis y en mis niños. Y es que varios compañeros del cole se pusieron en contacto conmigo (incluida la directora) para desearme suerte y decirme que me esperaban con los brazos abiertos. Pero hoy a las 3 de la tarde he visto como la que ha sido mi plaza estaba adjudicada a otra chica. Por un lado lo esperaba, pero contaba con tener una pizca de suerte, y me ha dolido, no se puede negar. 

Seguiré esperando, mientras tanto me quedo con el placer de que tanta gente deseara mi vuelta.

Empieza la histeria

Hoy han salido vacantes del cuerpo de maestros. Y eso implica que me pongo toda loca.

Primero: La página de educaragon (la cuál es lo peor que existe de lo mal que funciona y los problemas que da) iba más lenta que un desfile de cojos. Y además las plazas no han salido hasta pasadas las 4 de la tarde (yo desde las 12 de la mañana pendiente de la dichosa web y actualizando cada dos por tres).

Segundo: Cuando por fin salen las plazas, me doy cuenta de que la oferta es vergonzosa (hay una plaza de 2 horas semanales!!!!!! ¿de verdad esperan que eso lo coja alguien?). 

Tercero: Imprimo las hojas correspondientes para analizar bien lo que hay y ver si algo puede interesarme. Tengo un total de 64 vacantes obligatorias que tengo que poner si o si. Y de las voluntarias, unas 10 candidatas posibles. Y aquí entran mis dudas. Jornadas de un tercio cerca de mi casa por lo que no voy a necesitar alquilarme nada ya que podría ir y venir en el día; mitad de jornada más lejos que implica alquilar un piso y entonces el sueldo se me iría a la mierda; otro tercio a medio camino... 


Todo tiene sus cosas buenas y malas, y yo que soy de analizar tooodo una y otra vez, estoy que me sale humo de las orejas ya. Creo que lo mejor que puedo hacer es irme a dormir, consultarlo con la almohada y mañana cuando amanezca, a ver cómo de claro lo veo todo.

Se acabó lo que se daba...

Se acabó lo que se daba...
Y la Movida 2014 llegó a su fin. 

Tres semanas de programación de actividades, materiales y preparación de la nave, junto con diez semanas de actividades con los niños que son los verdaderos protagonistas de esto. ¿De verdad ha pasado ya tanto tiempo? Suena a tópico, pero en verdad no me he enterado. 

Las semanas se han ido sucediendo con una velocidad pasmosa, y hemos hecho un repaso a distintas profesiones que abarcan ámbitos tan diferentes como hostelería, seguridad, deportes, cuidado de animales, medios de comunicación y nuevas tecnologías... Nuestra propia versión de Mastercheff ha sido maravillosa (más de 100 niños con gorros de cocinero de colorines haciendo recetas originales y divertidas, que fueron valoradas por un jurado profesional, y que luego fueron devoradas en pocos minutos), una visita de la ambulancia y demostración de la misma, que terminó con un simulacro de evacuación de la nave en caso de incendio (desalojamos una nave de 2 plantas de 2000 metros cuadrados, en un minuto y veinte segundos!!); una masterclass para 150 niños y una excursión al parque acuático de la localidad con otros tantos; la visita de la protectora de animales de Monzón, que nos explicaron su magnífica labor; la elaboración de un telediario con todas sus secciones y no puedo olvidar nuestro flashmob (el que no lo haya visto, que no se vaya de aquí sin hacerlo)... Más de 300 niños han pasado por la actividad y ha sido un trabajo muy satisfactorio. Con decir que hasta me he acostumbrado a madrugar (casi).

Tantos momentos, tantas risas, tantos abrazos, y tantas otras cosas, que las palabras se me quedan pequeñas para decir que este ha sido uno de los mejores veranos de mi vida, y que voy a echar mucho de menos a ciertas personillas.

Esto se acaba...

Esto se acaba...
Mañana a estas horas estaré oficialmente de vacaciones. Mañana es mi último día de trabajo. Y pensaréis: qué suerte, seguro que tienes muchas ganas. Pero la verdad es que no tengo ninguna gana de terminar. 

Hoy ha sido un día duro, físicamente pero también mentalmente, y es que nos está tocando recoger toooooda la nave y todos los materiales y juegos que hemos tenido este verano. Cuesta recoger tantas y tantas cosas, contarlas para hacer un listado, meterlas en cajas y luego llevarlas al almacén. Pero también es duro ver como la nave que tanto color tenía, se está quedando vacía: los murales de las fotos y los dibujos, las guirnaldas y banderas, los juegos... Una nave con tanta vida y colorido que se están quedando vacía a marchas forzadas es algo que me está costando asimilar. 

Mañana es el último día. Tenemos la fiesta final donde compartiremos almuerzo, nos disfrazaremos, haremos juegos y bailes, y nos despediremos hasta el año que viene. 


PD: no quiero que acabe :(

Contrariedades de la vida 42

Contrariedades de la vida 42
Los anuncios en la televisión es algo que me irrita mucho (por no decir que me cabrea en exceso), pero es que encima te los ponen en el momento más inoportuno: aún no ha comenzado casi la serie que quieres ver y ya tienes que tragarte 7 minutos de anuncios siendo que ya veníamos de un espacio publicitario; justo en el momento más interesante de la película también parece ser un buen momento para meter otro anuncio (que a veces hasta cortan los diálogos de los personajes); y luego, cuando ya sólo queda un minuto de serie o película, pues hacen anuncios otra vez. Es que películas de hora y media acaban durando dos horas y media...

Pero ya lo que me parece bochornoso, es lo que hacen con Moto GP. Aparte de la cantidad de cortes que hacen, te dejan en una mini pantalla la carrera mientras en otra mini pantalla, ponen anuncios. ¡Vaya una tontería! Así ni ves una cosa ni la otra. Deja la carrera entera y luego pon los anuncios que te dé la gana!!!!!!!!! 

PD: menos mal que no me han quitado el momento en que Pedrosa ha adelantado a Lorenzo para quedarse definitivamente en primera posición. Lo de hoy ha sido un carrerón en toda regla, ya tocaba que este campeón ganara su primera carrera este año. Enhorabuena, Dani :)

Flashmob 2014 - Movida Cinca Medio

Flashmob 2014 - Movida Cinca Medio
A estas alturas del cuento, ya sabéis que trabajo rodeada de niños, concretamente en un proyecto llamado Movida del Cinca Medio.
Cada año tratamos de innovar y de hacer actividades que llamen la atención de los más peques, por eso hace unos años nos atrevimos con un Lip Dub. La verdad es que el resultado fue genial, pero nadie sabe el trabajo que entraña algo así: preparar los decorados, pensar en los disfraces, coordinar a más de 100 niños de varias edades para que cada uno sepa dónde tiene que estar, qué hacer y en qué momento lo tiene que hacer... Fue una semana agotadora, pero muy satisfactoria. Este fue el resultado.

Este verano, hemos vuelto a las andadas y nos hemos lanzado a hacer nuestro primer Flashmob. Muchos ni siquiera sabían lo que era eso, así que hubo que explicarlo, buscar algunos de ejemplo para motivarlos, pensar en las coreografías, el sitio para llevarlo a cabo y ensayar, ensayar, ensayar... El día de la puesta en escena estábamos todos super emocionados y nerviosos (niños y monitores) y a la hora prevista nos dirigimos a la plaza del conservatorio con más de 150 niños. Cada uno se colocó en su zona, las cámaras empezaron a grabar y la música empezó a sonar mientras una pequeña multitud de curiosos coreaba nuestras canciones (incluso al final se atrevieron a unirse a nuestro baile).

Os dejo nuestro Flashmob, espero que os guste. Hay mucho trabajo e ilusión invertidos en él, y personalmente, me encanta el resultado :)

Huesca

Huesca. La ciudad que me vio crecer como maestra. Si alguien en 2004 me hubiera dicho que Huesca iba a ser uno de esos lugares especiales, no lo hubiera creído. Y es que yo me fui a estudiar allí sin ninguna gana. De hecho, no pasé allí ni un sólo fin de semana, tenía que volver a mi casa sí o sí. Y ahora nadie sabe lo que la echo de menos. 

Pero Huesca sigue presente. Cada año nos juntamos las 3 amigas de la carrera allí. Una vez al año tenemos que vernos, y que mejor lugar que aquel que nos vio conocernos. Además, otra cosa que nunca falta (sólo un año he fallado esta tradición) son las fiestas de San Lorenzo. 

Huesca, ciudad de enseñanzas, de alegrías, de risas, de amigos y amigas incondicionales que lo valen todo, de fiesta, de besos, de conciertos, de reencuentros y de recuerdos únicos.

Esta noche vuelvo a este mágico lugar. Lugar que nunca defrauda. Veremos que me trae este año.

Qué viva San Lorenzo y qué viva Huesca :)

Momentazos de verano

Momentazos de verano
Hoy he tenido una mañana muy intensa debido a mi trabajo. En resumen, trabajo para una especie de colonias urbanas donde junto a otros 6 monitores de tiempo libre, hacemos actividades y talleres diarios para más de 100 niños. Este servicio lleva en marcha más de 20 años y yo he tenido la suerte de currar ya 3 veranos en él.

Hay que admitir que hay momentos duros pero la satisfacción personal de ver felices a los niños es algo maravilloso. Ver como algo que has preparado gusta a los más peques, que diariamente te regalan sonrisas y abrazos, es algo que me hace sentir realmente bien.

La tónica de otros años era la de que en agosto, el número de usuarios disminuía. De más de 150 niños al día, pasábamos a 80 o 90 como mucho, por lo que la actividad de hoy era más o menos llevadera. Pero este año, seguimos con una media de más de 150 niños por día (debe ser la crisis o lo hacemos muy bien y los papis están contentos). El caso, que hoy teníamos la actividad estrella del verano: excursión al parque acuático. 

El equipo de monitores íbamos aterrorizados. El número de niños era muy alto, y una piscina entraña un peligro especial. Pero nos hemos atrevido. Nos hemos preparado. Le hemos puesto todas las ganas. Hemos estado con cien mil ojos y el día ha salido perfecto. Porque ver a un niño que jamás ha visto una piscina y mucho menos se ha bañado, con los ojos completamente abiertos de par en par y una sonrisa de esas que no se van en mucho tiempo, es algo indescriptible. Que un niño que no tiene posibles en casa venga y te diga emocionado que se lo ha pasado mejor que nunca, o que unos padres te den las gracias casi sin palabras, porque no les salen; son cosas que me hacen feliz. 

Día duro, de mucha tensión y agotador, pero realmente ha merecido la pena. Y mucho.

Verano veloz


Siempre siempre me pasa. Espero el verano con muchas ganas, especialmente para hacer mil cosas, ver a mucha gente de la que no puedo disfrutar de habitual y ponerme al día de faenas pendientes. Este verano además lo esperaba con las ganas de poder trabajar por fin. Y me sonrió la suerte y estoy trabajando :)

Lo que me aterra es que ya estamos en agosto. ¿De verdad ya llevo dos meses currando? ¿De verdad han pasado dos de los meses más calurosos (supuestamente)? ¿De verdad sólo me queda un mes de pasarlo a tope y hacer todo lo que tenía pensado? ¿Y sólo me queda un mes de contrato? 

Junio y julio han pasado en un suspiro (debe ser cierto que cuando disfrutas de lo que haces, el tiempo pasa más deprisa) y me da mucha pena que sólo me quede un mes de la estación que más me gusta. Todavía no he ido a la piscina (me conformo con el campo y su balsa), no he pisado tampoco la playa (a ver si puedo escaparme para el puente), he tenido una despedida de soltera y una boda (mañana tengo otra!) y tengo mi muñeca derecha llena de pulseritas que me hacen los nenes con los que trabajo. 

No queda otra que aprovechar lo que queda de verano a tope, y ya me pondré al día cuando termine el curro, porque conociéndome sé que no voy a poder hacerlo antes (es que es llegar a casa, comer y como me siente 5 minutos en el sofá, me quedo sopa!). 


Feliz agosto :)

Incomprensible

Incomprensible
No te entiendo, ¿sabes?
Creía que eras diferente, pero al final todos escondéis algo.
Y es que no entiendo como de la noche a la mañana se puede cambiar de parecer.
No eres el único que lo ha pasado mal, y eso no te da derecho a hacerle ilusiones a una persona para luego comportarte como un auténtico borde. Que sí, que agradezco la sinceridad, pero hubiera estado bien que hubiera sido antes. 

Y es jodido ilusionarte con algo para que se haga trizas antes de poder saborearlo. Pero la culpa es mía, por confiar a la primera de cambio. 

Crisis

Ya hacía tiempo que no tenía una de esas épocas en las que lo ves todo apagado, como sin vida.


Son épocas que no me gustan, y que en mi caso se caracterizan por una apatía que empieza en algunas cositas que parecen insignificantes , pero que luego crecen.
Hace un tiempo que voy notando que no tengo ganas de escribir (a parte de que tengo poquito tiempo) porque intento ponerme y no me salen ideas o no sé cómo trasmitirlas. No sólo me pasa con textos propios o historias, sino que me pasa hasta con las reseñas de los libros. Y eso es algo que no me gusta.
También he empezado a sentir que no tengo ganas de leer. Esto directamente me asusta, porque soy chica de meterme dentro de un libro cuando lo que me rodea no me entusiasma. 
Últimamente me siento algo apática, la ilusión se escapa por pequeñas rendijas, me cuesta conectar con la gente porque no tengo ganas de poner buena cara a según que cosas, y todo me molesta un poquito más que de costumbre.

Podría decir que ha sido algo progresivo y que no sé de dónde viene todo esto. Pero me gusta ser sincera y sé cuál ha sido el punto crítico. Hice un examen para el que me había preparado durante todo un año y del que dependía para encontrar trabajo el próximo curso. Me he quedado a una décima de conseguir el título. Digamos que mis planes se han desbaratado y ahora estoy un poco (muy) perdida.

Sé que son rachas, pero cuando estás inmersa en ellas, se hacen eternas, sobre todo cuando no sabes muy bien cómo salir o qué hacer para ello. 
Espero recuperar las ganas y la ilusión pronto, para así poder enfrentarme a nuevos retos. Mientras tanto, sigo con mi curro de verano, que ahora es mi principal fuente de sonrisas.

Sigo aquí...

Sigo aquí...
...pero muy atareada.
Estoy bien (mejor que bien en realidad) y en esos últimos días he vivido cosas de esas que merecen ser contadas, pero apenas tengo tiempo.

Por ejemplo, la primera boda de una pareja de la pandilla, donde a pesar de dejar todo para el final, salió un día redondo y fue todo más que perfecto (tengo la liga de la novia, es lo que tiene ser la única soltera de la pandilla).

Otro ejemplo de felicidad que merece la pena ser contada, es esta primera semana de trabajo con nenes. Empezamos el curro el 9 de junio, pero las dos primeras semanas han servido para programar las actividades de todo el verano y montar las instalaciones. Fue este lunes pasado cuando llegó la prueba de fuego: la entrada en la nave de los niños. Han vuelto los abrazos, los juegos, las sonrisas de los más pequeños, los buenos días con besos que te hacen un poquito más feliz, las manualidades... 150 niños pasan las mañanas con nosotros y es maravilloso.

Y el último momentazo de esta gran semana tuvo lugar ayer. Uno de los profes del que ha sido mi colegio durante dos años, se jubila. Y desde el cole se le preparó una comida sorpresa a la que tuve el privilegio de ser invitada. Creo que ha sido uno de los días más emotivos que he vivido en mucho tiempo, especialmente para dicho profesor, pero también para mí. Y es que fui recibida con los brazos abiertos, me harté de dar besos y abrazos (mentira, porque fueron todos muy especiales) y lo que más oí fue: vuelve al año que viene. Y yo estoy deseándolo. 

Tengo una sonrisa en la cara que no me abandona :)

Pequeños placeres de la vida 26

Pequeños placeres de la vida 26
La semana pasada la anunciaba estresante. Y realmente lo fue: clases intensivas para preparar un examen; cumpleaños en mitad de la semana que hacen que pierdas mucho tiempo; una entrevista de trabajo con toda su parafernalia de papeleo anterior; y finalizar con un temido examen. 

La semana ha pasado, y aunque tuve momentos de tirarme de los pelos puedo concluir diciendo que:

- tuve un día de cumpleaños muy bonito.
- tras la entrevista de trabajo, conseguí el puesto y este verano me lo voy a pasar en grande.
- hice un examen muuuuuuy largo y aunque no sé cómo habrá salido (hasta mediados del mes que viene me van a tener en ascuas), no salí desesperada del todo.
- tuve una mini celebración de cumple con las amigas, donde me reí mucho y terminé con la noche más surrealista de lo que va de año.

Semana estresante con desenlace feliz. 

Hoy ya me ha tocado madrugar y a pesar de que es una de las cosas que más odio, puedo decir que me he sentido genial: después de estar en el paro, tener que levantarte porque vas a trabajar, es maravilloso.

Empezamos junio...

Parece que era ayer que nos comíamos las uvas (bueno, en mi caso conguitos) y ya estamos en junio. 
Para mí este mes es uno de mis favoritos: empezamos con una semana llena de cumpleaños (el mío y el de mis padres), llega el buen tiempo (en teoría) y estoy de vacaciones.

Este año será algo distinto, porque por una vez no estoy pensando en las vacaciones, sino en conseguir trabajo (supongo que esta semana, además de ser de cumples, será de entrevista y eso me pone muy nerviosa), además esta primera semana tengo que enfrentarme a un examen algo complicado (lo que me pone todavía más nerviosa) y para finalizar el mes, tengo la primera boda de la pandilla.

Mes interesante :) 
Feliz Junio.

Qué difícil...

Qué difícil...
Sentimientos que creía extintos pero que son capaces de volver, de colarse por algún resquicio de tu coraza para explotar en mi interior dejándome sin aliento. 
Qué difícil resulta admitirlos cuando no hay nada que hacer. Pero más difícil resulta ver como la abrazas a ella mientras me buscas con los ojos. Cruzar nuestras miradas entonces es dolor en estado puro. 
Qué difícil es darte un abrazo y soltarte después.
Qué difícil es sentirte cerca y a la vez tan lejos.
Qué difícil es echarte la culpa cuando me siento yo la culpable por no lanzarme a la piscina antes.

Y qué fácil resultaría volver a fallar, caer en el mismo error que nos ha traído hasta aquí. Qué sencillo me resultaría dejarme llevar y callar mis labios con los tuyos. Y qué fácil es cerrar los ojos e imaginarte mientras las lágrimas surcan mis mejillas. 


No hay cosa que me joda más que una puta historia inacabada y saber que va a quedar así.

Ríe

Todos tenemos épocas más duras y más pesimistas en las que parece que la sonrisa nos ha abandonado. Yo admito que ese momento lo tuve hace relativamente poco, pero gracias a no perder las ganas y a una amiga en la misma situación que yo, puedo decir que si la risa alarga la vida, en esta última temporada, me he hecho inmortal.

Tras una época de bajón, cogí el montante y me fui de vacaciones: 4 días para desconectar y cargar pilas, donde sólo me preocupé de mí. Me sentaron de vicio y he recuperado parte de mi optimismo.

Y es que empezar las vacaciones llorando de la risa es maravilloso (bendita torpeza la que caracteriza a mi querida amiga que en mitad del pasillo del tren, se tiró en plancha encima de mi maleta gracias a un tropezón inesperado). Fueron unas vacaciones muy buenas, donde reímos muchísimo y con recuerdos geniales.

La vida puede ser maravillosa, y parece que mayo puede ser aún más maravilloso.

Fin de semana muy completo

En otros sitios no sé cómo lo hacen, pero en Monzón, o no hay nada en varios fines de semana como que en uno, se juntan varios acontecimientos. Este ha sido uno de ellos: Arteria (la feria internacional de arte), el concurso de pintura rápida, el concurso de tapas de la ciudad y la comarca, y la I carrera de la mujer de Monzón.

Como pintura amateur, siempre he tenido la espinita de presentarme al concurso de pintura rápida, pero cada año que me decido a intentarlo, me surge algo: o clase de opos, o curro, o no estoy en Monzón. Y este año que podía participar, por fin me he atrevido. No tenía nada que hacer, porque vienen pintores de muchas ciudades, que son profesionales y que se dedican a ir de concurso en concurso, pero a mí me hacía ilusión presentarme una vez en la vida. Era un reto para mí el pensar qué pintar y materializarlo en una lámina de un tamaño más grande de lo que estoy habituada, y eso sólo en unas pocas horas. Terminar mi acuarela y verla expuesta con cuadros que casi parecen fotografías, ya ha sido suficiente premio. Me he quitado mi espinita y el resultado me ha gustado mucho. Un sábado en el que me tocó madrugar pero lo hice muy a gusto.

Por la tarde, dí mi vuelta de rigor a la feria, vi mi lámina expuesta y disfrute de cuadros que me dejaron con la boca abierta. A veces siento que no sé pintar viendo las cosas de las que son capaces otros. Me queda tanto por aprender...

Y el domingo tuve otra primera vez: participé en una carrera de la mujer. Tengo que decir que en principio fui más que nada por apoyar a la causa (la recaudación de fondos para la aecc) pero la carrera me ha aportado mucho más. 1006 mujeres vistiendo camiseta rosa y corriendo 4 km por Monzón. Servidora nunca ha corrido (salvo en el instituto, cuando no me quedaba otra) y tampoco me había entrenado para la ocasión (pensé en salir a correr alguna tarde, pero no pude) y la verdad, que estoy muy contenta con mi resultado. Un par de tramos los hice andando, pero al final, me motivé, saqué fuerzas de no sé dónde y crucé la meta a los 29 minutos y 48 segundos. No es una buena marca ni mucho menos, pero para mí es suficiente. Ahora sólo queda mejorarla en futuras ocasiones. Finalizada la carrera, aun quedaban ganas de más y asistimos a una masterclass de Zumba, aerobic, cardio-box y yoga. 

Cuando llegué a mi casa, no me iban las piernas, pero nadie podía quitarme la sonrisa de la cara.

Ha sido un fin de semana muy completo en el que apenas he dormido, pero estoy muy contenta. Días así merecen la pena.


¡Grita!

Mes de marzo malo. Piensas que abril será mejor. Intentas ser positiva, y tratas de dejar todo lo malo atrás para comenzar nuevo mes con una sonrisa. Pero hay días que todo se pone en tu contra y es imposible sonreír y buscar el lado bueno de las cosas. 

Sientes como se forma en tus entrañas un grumo de rabia e impotencia que sabes que no vas a poder controlar por mucho tiempo. Y que va creciendo. Cada vez es más grande, y notas que va ascendiendo, que quiere salir. Quiere escapar entre tus dientes. Y también sientes miedo porque sabes que lo vas a pagar con el que menos culpa tiene.

Y sólo quieres gritar, que por medio de la vibración de tus cuerdas vocales se escuche tu petición de ayuda sin palabras. Que ese grito diga todo lo que sientes porque no encuentras el modo de explicarte. Y vaciar toda esa rabia que te consume y se adueña de cada rincón de tu moral. Que ese grito también sea capaz de barrer las lágrimas que mojan tus mejillas. Y que cuando cierres tu boca, ya no sientas nada.

Pero por desgracia, ese grito tan solo te brinda unos segundos de paz.

Contrariedades de la vida 41

Yo antes me ponía el despertador para levantarme por las mañanas. Siempre ha sido así, hasta que empecé a viajar (de fin de semana) y me parecía un engorro llevarme el aparatito en la maleta. Así que opté por poner la alarma del móvil para despertarme (como hace la mayoría de la gente). 

Quizá sea un poco neurótica, pero mi miedo es que el móvil se apague en mitad de la noche, o que la alarma no suene (si, sé que eso mismo me lo puede hacer también el despertador). Y hoy se ha cumplido ese miedo. Mi querido móvil, se ha quedado sin batería esta noche (todavía no entiendo cómo, porque tenía suficiente cuando me metí en la cama) y esta mañana no ha sonado. 

Suerte que mi señora madre ha considerado a una hora prudente que ya era hora de levantarme, sino hoy no hubiera llegado a clase...

Empezamos bien la semana...

Contrariedades de la vida 40

La lluvia. No me gusta que llueva. Si no tengo que salir de casa, la tolero, porque como tenga que salir... qué mal lo llevo...
Esta mañana he empezado el día divinamente: el despertador ha sonado demasiado pronto (cualquier hora a la que el puñetero aparato suena es siempre demasiado pronto), mi padre estaba de dueño y señor del baño (cómo odio levantarme a la misma hora que él), salgo a la calle y lloviendo a todo llover. Pienso que el día va a ser interesante (por no decir otra cosa). Empiezo a andar y cuando voy a salir de mi plaza, me doy cuenta de que todo el pasaje está inundado de agua (la señora alcantarilla se ha colapsado nada empezar el día) y yo me meto en un charco de proporciones épicas para llegar al curro a la hora, eso sí, con los pies mojados. 

Maravilloso. Lluvia, sueño y pies calados. Perfecta combinación.
¿Cómo terminará el día de hoy? Por que no pinta nada bien...


Contrariedades de la vida 39

Contrariedades de la vida 39
Tener clase de inglés a primera hora del lunes ya cuenta como contrariedad (aunque cada vez se me da mejor y cada vez voy a clase con más ganas). Pero si a hoy le sumamos que esta noche he dormido poco (los fines de semana me trastocan los horarios y más cuando cambian la hora, qué se le va a hacer) y que en el edificio donde doy clase está de obras...
¡Qué hora y media más larga!

PD: Es imposible hacer un listening con la pared y la mesa temblando...

De corazón a corazón

De corazón a corazón
*Aclaración: esta historia no es mía, pero llegó en un momento necesario y no quiero perderla de vista, así que la comparto aquí :)


Un día un hombre joven se situó en el centro de un poblado y proclamó que él poseía el corazón más excelso de la comarca. Una gran multitud se congregó a su alrededor y todos admiraron y confirmaron que su corazón era perfecto, pues ne se observaban en él rasguños. Sí, coincidieron todos que era el corazón más hermoso que hubieran visto.
Al verse admirado, el joven se sintió más orgulloso aún y con mayor fervor aseguró poseer el corazón más hermoso de ese vasto lugar.
De pronto un anciano se acercó y dijo:
- ¿Por qué dices eso si tu corazón no es ni tan aproximado hermoso como el mío?
Sorprendidos, la multitud y el joven miraron el corazón del viejo y vieron que si bien latía vigorosamente, éste estaba cubierto de cicatrices y hasta había zonas donde faltaban trozos que habían sido reemplazados por otros que no ecajaban perfectamente en el lugar pues se veían bordes y aristas irregulares en derredor. Es más, había lugares con huecos donde faltaban trozos profundos.
La mirada de la gente se sobrecogió: "¿cómo puede él decir que su corazón es más hermoso?", pensaron... El joven contempló el corazón del anciano y al ver su estado desgarbado, se echó a reir:
- Debes estar bromeando - dijo - Compara tu corazón con el mío. El mío es perfecto, en cambio el tuyo es un conjunto de cicatrices y dolor.
- Es cierto - dijo el anciano - Tu corazón luce perfecto, pero yo jamás me involucraría contigo... cada cicatriz que tengo, representa a una persona a la cual entregué todo mi corazón. Arranqué trozos de mi corazón para entregárselos a cada uno de aquellos que he amado. Muchos a su vez, me han obsequiado un pedazo del suyo que he colocado en el lugar que quedó abierto. Como las piezas no eran iguales, quedaron los bordes por los cuales me alegro, porque al poseerlos me recuerdan el amor que hemos compartido. Hubo oportunidades en las cuales entregué un trozo de mi corazón a alguien pero esa persona no me ofreció un poco del suyo a cambio. De ahí quedaron los huecos. Pero a pesar del dolor que esas heridas me producen al haber quedado abiertas me recuerdan que los sigo amando y alimentan la esperanza de que algún día tal vez regresen y llenen el vacío que han dejado en mi corazón. ¿comprendes ahora lo que es verdaderamente hermoso? - concluyó el anciano.
El joven permaneció en silencio, lágrimas corrían por sus mejillas. Acercándose al anciano, arrancó un pedazo de su hermoso y joven corazón y se lo entregó. El viejo lo tomó y colocó en el suyo. Hizo lo mismo con su corazón maltrecho y se lo entregó. Con la pieza del corazón del joven tapó el hueco que había dejado y se amoldó pero no a la perfección. Al no haber sido idénticos, se notaban los bordes. El joven miró su corazón que ya no era perfecto pero lucía mucho más hermoso que antes, porque el amor del anciano fluía en su interior.
- Desde aquí puedo ver lo hermoso que es tu corazón - le dijo.

Contrariedades de la vida 38

Contrariedades de la vida 38
Soy personita de pillar toooodos los virus que hay a mi alrededor. No me dejo ninguno, los quiero todos para mí. Así que me he pasado la mayor parte del invierno pegada al pañuelo (el momentazo fue cuando me quedé completamente afónica en clase, contar un cuento sin voz es toda una experiencia que no quiero revivir). Más o menos he capeado todos los contratiempos, pero ahora ya nada va a separarme de mi querido pañuelo, porque ya está aquí mi gran amiga: la alergia ha vuelto, puntual como todos los años. 

Es "maravilloso" (ironía modo on) estar con un resfriado mal curado y que lleguen el señor polen y las señoras gramíneas, y ya se te desbarajuste por completo la nariz. 

Vuelvo a mis amados sprays, que hacen que tenga todo el día un sabor bastante desagradable en la boca. Intuyo que en septiembre, más o menos, dejaré al señor pañuelo libre de su engorroso trabajo...

Estamos de estreno

Estamos de estreno
Así es, el blog ha sufrido un lavado de cara después de que cierta persona me dijera que no era moderno, que no le gustaba y estaba desfasado. Yo era feliz con mis tonos violetas, mis vinilos en la cabecera y sin complicarme la existencia, pero como cierto sujeto (a partir de ahora vamos a llamarlo Sujeto Omitido) no hacía más que insistir, al final, me convenció y le dí carta blanca (porque una servidora es un show con patas, y fijo que si meto la mano por aquí, rompo algo).

Yo creo que mi blog sufrió al principio, y es que Sujeto Omitido se dedicó a probar todo tipo de plantillas raras y extravagantes que no iban acorde conmigo ni con el estilo del blog. 

Por fin una plantilla parece que nos gusta a ambos, aunque yo no sea partidaria de tantas modernidades. Y una vez puesta, resulta que tiene un virus. Ahí temo por mi blog. Felicidad escondida se ha contaminado y ha desaparecido (suerte que Sujeto Omitido es previsor y ha guardado una copia de seguridad de mi antigua plantilla). Probamos otra que también parece bonita, y resulta que sin venir a cuento, en determinados momentos del día, la plantilla decidía volverse loca y movía todos los elementos y lo dejaba todo a modo jota. Yo me tiraba de los pelos ya. 

Sujeto Omitido sigue con las pruebas y yo empiezo a arrepentirme... Por lo general no me gustan los cambios, soy feliz con mi rutina, y cuando esos cambios encima empiezan a causarme quebraderos de cabeza... Creo que casi hasta discutimos, porque él seguía empeñado en cambiarme la plantilla y yo ya no quería saber nada (admito que hasta se me pasó por la cabeza eliminar el blog, muerto el perro se acabó la rabia, pero me daba pena). 

Finalmente, Sujeto Omitido por fin tiene en cuenta mis sugerencias en cuanto a colores y a modernidades, y llegamos a un acuerdo. Éste es el resultado, algo más modernito de lo que había, pero respetando mis gustos, que para algo es mi blog. 

En el proceso de cambio, sufrimos una baja: mi listado de blogs donde encontrar la felicidad. Creo que he podido recuperar la mayoría, pero si alguno notáis que he desaparecido, darme un toque!! 

¿Qué os parece la nueva plantilla? :)

Agradecimiento y espera

Agradecimiento y espera
Lo primero de todo: GRACIAS

Habéis sido muchos los que habéis sufrido a manos de mi persona pidiéndoos un minuto de vuestro tiempo para votar a El Buscalibros. No os he dejado en paz, he sido una plasta en el blog, en facebook, en Twitter, por whatsApp... Sólo os ruego que no me odiéis, que ha sido por una buena causa. 

Anoche finalizó el plazo de votación, y a pesar de los nervios de última hora (menuda última hora!!!!!) puedo decir que hemos quedado primeros en la categoría de Cultura y Tendencias dentro de la votación popular. Ahora es cuando se reúne el jurado y el día 28 de marzo se dirán los ganadores finales. Gracias a todos vosotros, estamos en la final, así que una vez más: GRACIAS

Cruzaremos los dedos. Os mantendré informados :)

Comienza la cuenta atrás

Comienza la cuenta atrás
Llevamos todo el mes de votaciones. Admito que mi rutina cuando enciendo el ordenador, consiste en abrir facebook y desde ahí entrar en el enlace de los premios 20Blogs para ver cómo va mi querido Buscalibros.

La mayor parte de los días, empiezo con una sonrisa al descubrir que encabezamos nuestra categoría, pero también es cierto que ha habido momentos en que se nos ha adelantado otro blog o días en los que la cosa está más reñida. 

Y es ahora cuando comienza la cuenta atrás. Quedan 9 días para que finalicen las votaciones y seguimos en primer lugar, pero debe ser que los nervios de última hora hacen que los votos del segundo clasificado empiecen a subir. Desde aquí deciros a los que todavía no habéis votado, que es el momento. Un último empujón para acabar con el concurso con la mayor de las sonrisas. GRACIAS AMIGOS

Carta a un ordenador

Carta a un ordenador
Eras un señor mayor. Y digo eras porque, efectivamente, has pasado a mejor vida.

Han sido muchos momentos juntos: de escribir, de escuchar música, de ver películas y series, de arreglar fotos... pero desde que el dichoso virus de la policía dijo que se venía con nosotros, no has vuelto a ser el mismo. Pasaste por un formateo y un cambio de disco duro, y aguantaste como un campeón, pero últimamente las cosas no funcionaban muy bien. Cada día ibas más lento y encima, te apagabas o te quedabas colgado sin venir a cuento. Y yo empecé a mirar precios para una torre nueva porque no puedo estar sin ordenador. Tú debiste de olerte que te iba a cambiar por otro, porque justo el día que me decidí por una torre nueva, dijiste que no te encendías más. Se necesita ser puñetero, después de taaaantas cosas juntos, al final has querido joderme, ¿no? Desde luego... Pensaba que me querías mejor. 

Pero después de todo, yo te echo de menos, y más porque ahora tengo windows 8 y no me llevo nada bien con él. Con lo feliz que era yo contigo!!!!!!!!!!!!!! 

Descansa en paz, pequeño, y dame paciencia para aguantar a su sucesor.

Bienvenida estabilidad

Bienvenida estabilidad
Y por fin parece que las aguas vuelven a su cauce.
Ya no estoy en paro, tengo un contrato hasta fin de obra que así lo demuestra. 
Vuelvo a casa de mi niña, a desayunar con ella mientras ve Sin Chan.
He aclarado y organizado mis horarios por lo que ahora puedo dedicarme a lo que de verdad necesito y quiero.

La estabilidad ha venido y yo estoy genial. Sólo hay que tener un poquito de paciencia para que las cosas terminen por arreglarse.

Hipocresía

Hipocresía
Yo de verdad que no entiendo a la gente, y cada día me da más mala gana el mundo. Muchas veces me siento fuera de lugar y me gustaría desaparecer. Creo que no estoy hecha para vivir en esta sociedad.

Hay cosas que me sacan de mis casillas y muchas veces escupo palabras malsonantes en casa. Esta vez no me conformo con quejarme en privado y antes de nada pido perdón si no soy todo lo sensible que debería con el tema que voy a exponer. 

Continuamente pasa (por desgracia), que mueren personas más o menos jóvenes. A veces son accidentes los que hacen que una vida se trunque y otras veces son enfermedades. Y a mí me repatea la gente. Esa gente que no se acuerdan de nadie, que viven felices, que despotrican de otras personas y que cuando éstas se han ido, se dedican a escribir palabras vacías en su muro de facebook (para más inri en el muro del fallecido, que ya no va a abrir su cuenta más). Vamos a ver, si todo eso que dices es cierto, ¿por qué no lo has dicho antes? ¿de verdad hay que esperar a que suceda algo irremediable? ¿por qué cuando estamos vivitos y coleando no somos capaces de abrir nuestro corazón a otras personas?

No digo que estemos todo el día adorando a las demás personas y sólo diciendo cosas bonitas, eso tampoco es creíble, pero joder, no esperemos a la muerte para decir todo lo que pensamos de alguien. No es poco más bonito escuchar un sentimiento dulce de alguien que nos importa... (aunque a veces no hace ni falta, porque hay miradas que dicen mucho más que las palabras). 

Pero por favor, basta de sentimientos engordados sólo para quedar bien y basta de palabras huecas en esos momentos en los que ya poca falta hacen. Si de verdad sientes que te ha quedado algo por decir, escribe una carta dedicada a esa persona y luego guárdala o quémala, pero no te pongas en evidencia en un muro público de facebook sólo para quedar bien contigo mismo.

...

...
Realmente no sé ni cómo titular esta entrada.
Hace nada os decía que enero empezaba genial y que por fin salía del paro, y hay que ver lo rápido que puede cambiar la situación.

Empecé a currar en el cole de mi infancia el día 13 de enero. Todo iba bien, hasta que el día 27 del mismo mes, salen vacantes en la lista de opos, concretamente una en Barbastro, a 20 km de mi casa en un colegio que además me gusta mucho por la manera que tienen de trabajar. Vi que la plaza sólo era de un mes de duración, así que me planteé dejarla pasar porque no me compensaba dejar un trabajo que tenía contrato hasta final de mayo, por un solo mes. Pero cuando me fui a asegurar del procedimiento para que me congelaran en listas de opos, la mujer que me atendió por teléfono me dijo que no podía hacer tal cosa y que si dejaba pasar la plaza decaería hasta el 2015. Me asusté mucho, ya que no me puedo permitir eso, así que rellené los papeles y el día 28 fui destinada a un nuevo trabajo, a la vez que me enteré que la mujer de la DGA me había tomado el pelo pero bien. Dejé el trabajo en mi cole, me despedí de los niños y los profesores y al día siguiente me personé en el cole nuevo.

Decidí tomármelo con filosofía y cambié todos mis malos pensamientos por lo mejor que se me ocurrió: que tenía un mes por delante para aprender un montón en un cole de los mejores. 
Compañeras geniales que han estado muy pendientes de mí y de echarme una mano cuando me hiciera falta; unos niños encantadores que me han dado mucho cariño desde el primer momento, y un reto por delante para habituarme a un modo de trabajo que desconozco. 

Estaba contenta, pero la alegría me duró poco, ya que la profesora a la que le estaba haciendo la baja, decide que quiere reincorporarse a su puesto antes del mes.

Es decir, he dejado un trabajo que tenía hasta final de mayo por 12 días de trabajo en otro colegio. Y ahora estoy de nuevo en paro. A ver qué me depara el futuro, pero un poquito de estabilidad no estaría mal.


PD: ¿Ya habéis votado a El Buscalibros en los premios 20Blogs? Para los que lo han hecho, GRACIAS, y para los que no, aquí va el enlace de nuevo.