Hipocresía

Yo de verdad que no entiendo a la gente, y cada día me da más mala gana el mundo. Muchas veces me siento fuera de lugar y me gustaría desaparecer. Creo que no estoy hecha para vivir en esta sociedad.

Hay cosas que me sacan de mis casillas y muchas veces escupo palabras malsonantes en casa. Esta vez no me conformo con quejarme en privado y antes de nada pido perdón si no soy todo lo sensible que debería con el tema que voy a exponer. 

Continuamente pasa (por desgracia), que mueren personas más o menos jóvenes. A veces son accidentes los que hacen que una vida se trunque y otras veces son enfermedades. Y a mí me repatea la gente. Esa gente que no se acuerdan de nadie, que viven felices, que despotrican de otras personas y que cuando éstas se han ido, se dedican a escribir palabras vacías en su muro de facebook (para más inri en el muro del fallecido, que ya no va a abrir su cuenta más). Vamos a ver, si todo eso que dices es cierto, ¿por qué no lo has dicho antes? ¿de verdad hay que esperar a que suceda algo irremediable? ¿por qué cuando estamos vivitos y coleando no somos capaces de abrir nuestro corazón a otras personas?

No digo que estemos todo el día adorando a las demás personas y sólo diciendo cosas bonitas, eso tampoco es creíble, pero joder, no esperemos a la muerte para decir todo lo que pensamos de alguien. No es poco más bonito escuchar un sentimiento dulce de alguien que nos importa... (aunque a veces no hace ni falta, porque hay miradas que dicen mucho más que las palabras). 

Pero por favor, basta de sentimientos engordados sólo para quedar bien y basta de palabras huecas en esos momentos en los que ya poca falta hacen. Si de verdad sientes que te ha quedado algo por decir, escribe una carta dedicada a esa persona y luego guárdala o quémala, pero no te pongas en evidencia en un muro público de facebook sólo para quedar bien contigo mismo.
+1

Claudia P.

  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

4 trocitos de felicidad:

  1. quien te quiere te busca, no saca excusas :)

    ResponderEliminar
  2. Padecemos una absurda vergüenza de hablar bien de los demás, quizás por si no hacen sombra, y eso querida tras la muerte no pasa.

    Un beso

    ResponderEliminar