Contrariedades de la vida 39

Tener clase de inglés a primera hora del lunes ya cuenta como contrariedad (aunque cada vez se me da mejor y cada vez voy a clase con más ganas). Pero si a hoy le sumamos que esta noche he dormido poco (los fines de semana me trastocan los horarios y más cuando cambian la hora, qué se le va a hacer) y que en el edificio donde doy clase está de obras...
¡Qué hora y media más larga!

PD: Es imposible hacer un listening con la pared y la mesa temblando...
+1

Claudia P.

  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

6 trocitos de felicidad:

  1. A mi me encanta este horario, hay más luz, casi entro de día y ahora que acabo de llegar del inglés con la peque es también de día.... esto es una maravilla. Ahora solo hace falta que el sol vuelva a aparecer.

    Malditas obras

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acostumbrarse cuesta, pero me gusta que se haga de noche más tarde :)

      Eliminar
  2. ¿No te gusta el inglés? A mi siempre se me han dado bien los idiomas, pero la verdad es que ir a clases me resultaba muy aburrido, así que mucho mucho ánimo, aunque yo creo que lo mejor para aprender es irse fuera, pero claro, no siempre existe la posibilidad.
    Muá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que no se me da mal, pero eso de hablar en público y encima en otro idioma, no lo llevo nada bien! jaja

      Eliminar
  3. No te quejes más, que al menos tienes clases de inglés. Yo ahora mismo estoy esperando el despido y buscándome la vida xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú siempre me dices que no me queje, pero en mi blog hago lo que me da la gana! jajajaja.
      Pobre Toni!! a ver si las cosas mejoran pronto! ánimo!! :)

      Eliminar