Se busca

Se busca
Ando buscando una canción hace unos días. Creo que de momento no existe tal cual, sino que sólo está el trocito que apareció en una famosa serie de televisión: águila roja, cuando Margarita está cantando mientras recoge la ropa. Es simplemente preciosa.

Hace tiempo que la música está presente en mi lista de reproducción del ordenador. Primero llegó la versión de Mägo de Oz, Duerme. Letra muy bonita y música acorde.

Más tarde llego una con la letra en inglés, con una voz mágica, Scarborough fair.

Ahora ando buscando la canción de Margarita, ¿alguien me ayuda?

"Cuando las nubes oculten el sol, y el camino derrote a tus pies, si el viento en la cara quema tu piel, recuerda siempre que te esperaré".

PocoClo

He aquí cómo sería yo en el mundo de Pocoyo:

Vaaaale, en realidad no me parezco mucho, pero para lo que había para elegir, es lo más parecido: el pelico ni largo ni corto morenito, los ojos claros (mi color es difícil de definir, conque si lo tengo que encontrar en una de esas tablas donde salen 3 ó 4 determinados, mal vamos), las gafitas violetas (que ahora me las pongo más a menudo), la chaquetilla violeta (mi color), pantalones oscuros y zapatillas (aunque las mías son negras, pero bueno, no había más!).
Así que ésta es PocoClo.
Si queréis hacer vuestro propio avatar de Pocoyo, meteros en mundopocoyo y adelante!
Gracias a Lôrena por la aportación ;)

Puag

Puag
No se me ocurría otra palabra para título. Creo que es una palabra que define bastante bien mi día de hoy: estoy puag. En realidad llevo unos cuantos días así, la rutina me está matando.

Suena el despertador a las 9, automáticamente lo paro pero paso de él. Mi primer pensamiento del día es: ¿para qué me voy a levantar pronto si no tengo nada concreto que hacer?
Vuelvo a abrir el ojo a las 10 y pico (con suerte) y ya me levanto de mal toque por el rato que he perdido (aunque no tenga nada que hacer).
Por la mañana, haciendo faena en casa, y por la tarde, cuando doy repaso, bien, pero cuando no... ¡qué tardes más largas! Y eso que podría hacer mil cosas, pero como ya me levanto desganada, no tengo ganas de nada (como la propia palabra indica). Estoy de mal humor y punto. No hay nada que hacer.

Hay días que no es que esté negativa, es que es peor que eso. Y si las miradas matasen, podría ser asesina en serie.

Última oportunidad

Última oportunidad
Me resisto, en el fondo no quiero que mi pequeño agujerito que tanto sufrimiento me ha costado se cierre (bueno, no tanto tanto).

Así le voy a dar la última oportunidad: he vuelto a ponerme el aro inicial que llevé durante casi 2 meses y aver qué tal responde.

Espero no perder la oreja en el intento ;)

Pequeños placeres de la vida 2

Pequeños placeres de la vida 2
Con el exitazo que tuvo la anterior entrada, vamos a continuar, aunque con todas las cosas que pusisteis ya, igual no os salen más (pero yo confio en vosotros). El caso, que ahí van algunos placeres de la vida más.

  • Acabar el día agotados, sin haber parado en todo el día y casi sin sentaros. Llegas a tu casa, te pones el pijama y te metes en la cama sabiendo que al día siguiente no tienes que levantarte porque te lo mande el despertador... que te levantes cuando estés completamente descansado, que hasta te canses de dormir!! Qué gozada! (se nota que me gusta dormir, ¿no?)
  • Hacer un postre o alguna receta con tus propias manos y luego comer, es una delicia. Porque ese pedazo de flan que sabe a gloria lo has hecho tú, yo creo que hasta se saborea mejor.
Y ahora uno sólo para mujeres:

  • El llegar a casa una noche de esas en que te arreglas y te pones tacones. Cuando te vistes, te encanta tu aspecto y los zapatos quedan divinos, pero luego ponte a pasear y a bailar con ellos, sobre todo si son nuevos! Eso sólo puede resumirse con dolor. El caso, que después de estar toda la noche con ellos, llegas a casa y te descalzas para ponerte las zapatillas de estar por casa, o simplemente te descalzas. Una maravilla, ¿verdad?

Va de fútbol

Si, habéis visto bien: la nena hablando de un tema que casi se puede decir que detesta, pero es que esta mañana me he partido de risa y por ello Ronaldo tiene hoy un hueco en este blog.

Todo viene por el partido del domingo entre el Real Madrid y el Málaga, en el que el jugador más caro del mundo le rompió la nariz al defensa del Málaga. A raíz de este acontecimiento se ha levantado una polémica que bajo mi punto de vista no hubiera sido para tanto si llega a ser otra persona.

Y digo que esta mañana me reía porque en cadena ser han estado con el tema en cuestión. Han invitado al programa a gente entendida del tema y luego han escuchado las llamadas telefónicas de algunos oyentes. Es gracioso ver como casi se tiran los trastos a la cabeza simplemente por opinar distinto. Ha habido quien se ha creído muy buena gente por decir que eso no era roja y eso que él era del barça (vamos, que por ser del barça tendría que estar contentísimo de la expulsión). Si no me equivoco, en ese momento se han podido escuchar unas mini risas de alguno de los invitados. Yo no voy a entrar en si eso ha sido una agresión o no (porque eso es algo que sólo va a saber el propio jugador y además yo poco entiendo, por no decir nada) y en si es roja, verde o morada. El caso, que toda acción tiene sus consecuencias, y aunque no lo hagas queriendo, le has roto la nariz a otra persona, así que toca "apechugar" ¿no?

Al menos esa es mi opinión, que no sé ni porque la escribo, porque los que me conocéis, sabéis que no soy muy de fútbol que digamos, pero esta mañana ya digo que me he reído y me hace mucha gracia ver la cola que trae todo esto, que ha salido a relucir hasta Messi, que ni siquiera tenía nada que ver en el momento del golpe (por mucho que se parezca a otra acción del argentino).


En fin, y dicho esto, arriba el Zaragoza!! xD

Bye bye?

Bye bye?
El día 29 de junio de 2009, al salir de un examen de oposiciones más o menos decente (por lo menos no salí desesperada de la vida) me dió uno de mis arrebatos: me metí en una farmacia con Isa y me hice un pendiente más en mi oreja derecha (buenísima la cara de Isabel cuando la señora farmaceútica se le acercaba con la pistola para hacerle otro a ella, que la tuvimos que agarrar y todo!)

El caso, que 6 meses después el puñetero pendiente aún me duele, bueno el pendiente en sí no, que es buena gente, pero el agujero aún me da problemillas. Hace 6 meses que no puedo dormir del lado derecho!!! Eso es grave, echo de menos dormir de cara la puerta, no vaya a ser que venga algún monstruito y no lo vea venir!! (vale, me estoy emparanoiando).

Me quité ayer el aro tan majo que me compró mi señora madre, y ahora no sé si dejar que se cierre el agujerito o intentar ponerme un pendiente que no me moleste. Además, con lo masoka que soy, si me lo dejo cerrar, sé que acabaré haciéndome otro en la otra oreja o algo!
¿Le digo adiós al agujerito o no?

Va de palabros

Va de palabros
¿Sabes cuando piensas en una palabra, que te suena de algo, pero no estás seguro de si existe?
Pues eso me ha pasado hoy, y aunque estaba bastante segura, me han hecho dudar. Así que para que no queden dudas de ninguna clase...
  • Quejicoso: Que se queja demasiado, y la mayoría de las veces sin causa.
Y por si no te vale, también tenemos...
  • Quejilloso: Que se queja demasiado (lo mismo que antes, vamos).
Y no te estoy timando, puedes mirarlo tú mismo aquí. (sólo tienes que poner la palabrita, no te lo voy a dar todo hecho!!)

Así que... CASTIGADO!! AL SOFÁ!! Y me debes una cena (aunque no nos hemos jugado nada, pero como has accedido... )

Chantaje

Además me voy a chivar a mis padres, ¿quién te has creído que eres para pedirme nada más? Todo por un pequeño error que cometí hace tiempo, y bien es cierto que tú me ayudaste a salir del paso, pero ahora te aprovechas de mí y no es justo. Les voy a decir a papá y mamá que fuiste tú quien se comió las galletas de chocolate y quien rompió el jarrón. Porque estoy harto de cargar con las culpas. Ahora mismo voy al comedor, tú espérame aquí, que enseguida vuelvo con ellos.

Y cuando el pequeño volvió con sus padres, allí no había nadie.

Enfadada con el mundo

Enfadada con el mundo
Hoy es uno de esos días en que te levantas con ganas de comerte el mundo (aunque esté medio mala y la cabeza me duela como si me hubieran pegado con un garrote).
Hace unos días me llegó una carta del paro para una nueva entrevista en una guardería de un pueblo cercano. El domingo pasado, cogí el coche para ver el pueblo, y ver cuánto me costaba llegar. Y ayer me llaman para comunicarme la hora de la entrevista: a las 2 de la tarde, mala hora pero bueno, en estos casos no importa.

A la 1 salgo de casa y llegamos al pueblo antes de hora, así que hacemos un poco de tiempo en la plaza. Un poco antes de las 2, entramos en el ayuntamiento, y cuando decimos que vamos por la entrevista para la escuela infantil, nos responden que los responsables ya han entrevistado a la chica que más les interesaba por currículum, y que ya la han contratado, con lo que ni siquiera nos hacen la entrevista. Ha sido como un portazo en los morros, que menuda cara se nos ha quedado.

Si ya tienes a alguien contratado, avisa y no me hagas perder ni el tiempo ni el dinero, que no está la cosa para lanzar cohetes. Y si no puedes avisar, aunque sea haz un poco el papel y entrevístanos, que así no quedas mal. Menuda formalidad.

Así que después de levantarme de buena gana, dispuesta a todo, me encuentro con esto. ¿Qué haces en estos casos? Se pierden las ganas de todo.

In my Mailbox 3

Terminados los últimos libros que cogí en la biblioteca, hoy he vuelto a pasearme entre estanterias para traer hasta mi casa 2 nuevos ejemplares.

Medianoche, de Claudia Gray, del tema que está de moda :P
Marlén, ya te comentaré si me gusta.

Y El chico de al lado, de Josie Lloyd y Emlyn Rees, que me ha llamado la atención. Imagino que será la típica historia de relaciones sentimentales y recuerdos. Espero que esté bien.

Si alguien está interesado, que me pregunte y cuando me los termine, os cuento.


Pequeños placeres de la vida

Pequeños placeres de la vida
Hoy voy a comenzar una nueva sección del blog en la que encontraremos pequeños rinconcitos de felicidad. Y para estrenarnos bien, comenzaremos con dos:
  • Despertarse pronto por la mañana, mirar el despertador y ver que aún podemos seguir durmiendo un buen rato más. Vuelves a cerrar los ojos con una cara de felicidad absoluta.
  • Ducharse y mientras tanto dejar la ropa en el radiador. Qué gusto ponerse la ropa calentita.
Con el tiempo iré poniendo más cositas ;)

Felicidad

Felicidad
Yo creo que no voy desencaminada a encontrar la felicidad, creo que se puede lograr.

Bases para ello son la confianza, la sinceridad, el apoyo, dar y recibir en igualdad de condiciones (aunque siempre está el que le toca dar más en determinadas ocasiones) y cada vez que se dé un problema (pequeño, grande, una tonteria o lo que sea) solucionarlo, no dejarlo que pase, porque esas cosas son las que estropean la vida. Esos problemas destruyen la confianza, siembran la duda y confunden los sentimientos. Y todo por nada. El huir de los problemas nunca es una buena solución.

La felicidad es como todo, proponérselo y luchar por lo que realmente crees. Es centrarte en ello con todas tus fuerzas.

Mini novedad

Mini novedad
Si sois observadores os percatareis de que el blog poco a poco se va llenando de cositas: imágenes, visitantes que pasan por aquí, entradas más o menos interesantes (o eso se intenta)...

El último cambio que se puede apreciar es en los comentarios, donde antes ponía comentarios (lógico) y que ahora ha cambiado de nombre, porque al fin y al cabo, vuestros comentarios son pequeñas alegrías que me llevo, de ver que la gente pasa por aquí tiene algo que decirme, aunque sean los conocidos que se sienten en parte obligados a decir algo.

A todos gracias, este pequeño cambio va por vosotros.

¿Por qué un blog?

¿Por qué un blog?
O en mi caso, dos!!

Empecé con Ojizarka hace un tiempo, más que nada por curiosidad (y también por la insistencia de una amiga que ha ido "matando" los suyos) y al principio no le hacía mucho caso porque no sabía sobre qué escribir. Pronto empecé a actualizar a menudo (unos meses más que otros en función de la faena acumulada y la inspiración) y ahora tengo acumuladas en él unas 180 entradas. La verdad que pensé en borrarlo, pero hay demasiado en él: curiosidades, cosas graciosas, vídeos divertidos, fotos de mis amigos... Y así es como se ha quedado como un blog de eso mismo: curiosidades y cosas divertidas que llamen la atención y que hagan esbozar una sonrisa.

Ahora me encuentro aquí, buscando la felicidad escondida, blog que empezo a raiz de una mala racha que decidí dejar atrás. Se trata de algo más personal, y un poquito más profundo (sólo en algunas ocasiones) que recoge pensamientos, fotografías y otras anécdotas que no quería dejar perder (vamos, que si muchas de estas cosas las hubiera escrito en papel, ahora no sabría dónde están).

Esta explicación tendría que haber estado al inicio del blog, pero poco a poco se va completando y las cosas no salen cuando uno quiere ¿no?

Historia de una niña

Esta es la historia de una niña. La historia de una niña que no quiere hacerse mayor. Todo niño sueña con lo que va a ser cuando crezca, muchos quieren ser lo mismo que sus padres o las personas a las que admiran: bombero, peluquera, cocinero... pero esta niña es diferente. Cuando a ella le preguntan qué quiere ser de mayor, ella responde mirándote directamente a los ojos: cuando sea mayor quiero volver a ser una niña. Ella ve la preocupación en los ojos de sus padres y los quebraderos de cabeza de su hermana adolescente, y no quiere acercarse a eso.

Me parece una respuesta mágica, y es que siendo niño es como mejor se vive. Aunque también es cierto, que llega un punto en el que toca crecer, madurar y afrontar lo que ello conlleva, que como cada etapa también tiene cosas buenas. Pero me gustaría afrontar todo esto sin perder esa inocencia y esa ilusión que se puede ver en los ojos de un niño.



2010

2010
Antes de hablar de nochevieja y el nuevo año me gustaría hacer balance del año que ya hemos dejado atrás. Sé que tendría que haberlo hecho antes, pero ya se sabe, lo de escribir por aquí es cuando me da y me viene, cuando tengo algo que quiero contar o simplemente cuando me siento en el ordenador y siento la necesidad de trasmitir algo.

2009, menudo año, ya tenía ganas de que acabara, porque a pesar de lo bueno que ha tenido no ha sido una de mis mejores épocas. He aprobado las oposiciones y me he sacado el carné de conducir. He estudiado mogollón y me he subido por las paredes de los nervios. Después me he aburrido muchísimo y he estado asqueada por no saber qué hacer. He leído y he pintado como antes. He salido por sitios diferentes y con gente diferente. He perdido personas y he ganado otras. Y también lo he pasado francamente mal, suerte de la gente que se ha preocupado por mí. El final del año ha sido una completa sorpresa, y ahora estoy volviendo a luchar por recuperar la ilusión perdida. En resumidas cuentas, no sé ni qué balance hacer! Lo mejor que puedo hacer es recordar con fuerza los buenos momentos e intentar que los malos no me amarguen constantemente aunque estén ahí, porque yo soy de las que olvidar no se le da muy bien.

En cuanto a nochevieja... Una nochevieja extraña, no fue mala pero si recuerdo mejores. Pensamos que iba a ser una noche heladora, pero al final no pasamos mucho frío. Tuvimos cotillón (por primera y última vez). Rompimos una silla. No sobró mucha comida y el postre fue delicioso. El doctor nos daba medicinas. Bailamos la conga entre otros bailes memorables. Nos reimos mogollón e hicimos cientos de fotos (mi cámara estaba presente después de todo). Salimos tarde y entonces fue cuando nos desperdigamos, como siempre.

Y como propósitos de nuevo año, esta vez paso de hacerme ninguno, porque al final no los acabo cumpliendo. Simplemente voy a intentar ser feliz cada día de este año. FELIZ 2010.