Pequeños placeres de la vida 27

Que un día te cunda es algo muy bueno, al menos para mí, que soy experta en perder el tiempo y dejarlo todo para el último momento. Y si encima de aprovecharlo y que te cunda para hacer tareas pendientes, tienes un poquito de tiempo para ti, entonces ya es genial.

Hoy he tenido tiempo de hacer cosas de casa: hacer parte de la comida y la cena, he barrido, he fregado, he tendido y recogido una lavadora, he hecho mis deberes de inglés, he recogido mi cuarto que estaba patas arriba después de la boda de ayer; y aún he tenido tiempo de mimarme un poquito: una ducha sin prisas, arreglarme el pelo tranquilamente, ponerme cremas y relajarme.


Domingos así, sí. Gracias.
+1

Claudia P.

  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

10 trocitos de felicidad:

  1. Cómo te entiendo!! Yo es que soy igual, pierdo el tiempo de una manera asombrosa... por eso también me siento flex cuando un día cunde. Te acuestas como con una sensación de autorrealización... mmm!!
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, cuando un día cunde, se agradece un montón, sobre todo si tenemos la dinámica de perder el tiempo, jajajaja.
      mua*

      Eliminar
  2. Madre mía pues sí que te ha dado tiempo a hacer cosas.....

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De vez en cuando me sale un día de estos :P
      También tengo que decir que no salí de casa, jaja.
      besos!

      Eliminar
  3. Y qué necesario es a veces un día así...

    ResponderEliminar
  4. A mí también me cuesta tanto ponerlo todo en orden... pero cuando lo haces qué bien sienta!!!!!

    ResponderEliminar