One week

Sólo me queda esta semana.  
Para variar, el curso ha pasado en un suspiro. Era septiembre cuando me enteré que este año iba a ser tutora de una clase de 25 canijos de 3 años (de los que sólo 7 eran españoles y encima una nena con necesidades educativas especiales). Prometía ser un año duro, largo y lleno de aprendizajes. Ha sido duro en determinados momentos, y he aprendido muchísimo, pero largo, para nada. Sólo me queda hasta el viernes para disfrutar de ellos, y si me paro a pensarlo, se me encoge el corazón, porque seguramente no volveré a verlos. La vida de una interina. No puedes coger demasiado cariño a los niños porque tu estancia con ellos tiene fecha de caducidad. Sé que el año pasado también me aterraba este momento: nunca me han gustado las despedidas. Pero también sé que este año será peor, ya que el año pasado fui "sólo" la profe de psicomotricidad y sólo pasaba una hora a la semana con cada grupo de peques. Este año he sido tutora todo el curso de una misma clase. Y en parte son mis niños. 

Sólo me queda disfrutar de esta semana. Sentirme feliz por haberlos conocido y estar orgullosa de todo lo que han aprendido. Me llevaré conmigo el cariño que me han dado, que ha sido muchísimo y este año me ha hecho mucha falta. 

PD: También sólo me queda esta semana de estudio intensivo. Esta semana va a ser de mucha emoción.
+1

Claudia P.

  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

7 trocitos de felicidad:

  1. Ojizarka saldrá como los torillos cuando termine su examen.

    Mucha suerteeeee

    ResponderEliminar
  2. Oji va a salir como una moto el sábado por la tarde. Por la noche o no entraré en casa o caeré muerta en la cama! jajaja. Gracias por la suerte, ya te contaré ;)

    Inma, muchísimas gracias por tus palabras, de verdad, me has llegado muy dentro :)

    ResponderEliminar
  3. Espero que nunca pierdas esa emoción al despedirte cada año de "tus niños". Eso significará que haces bien tu trabajo, te involucras, y los niños se dan cuenta de estas cosas, y lo agradecen a su manera.

    Y estos días que te quedan, a apretar un poco más el estudio, a ver si hay suerte el sábado.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Te pasa igual que a mis amigas que estudian o han estudiado magisterio, lo pasan fatal cuando tienen que despedirse de los niños. Bueno, todas menos una, que ni siquiera le gustan los críos, así que no hace prácticas ni nada.
    Suerte con lo que queda :)

    ResponderEliminar
  5. LGG, llevo relativamente poquito en esto de los nenes (2 cursos en un cole, y luego 3 o 4 añitos más de monitora y profe de repaso y pintura) pero de momento no me he cansado nada, es más, cnd estoy mucho sin hacer algo con ellos, noto que me falta algo! jaja. Alguien me dijo una vez que yo tenía magia y que los niños es algo q notan enseguida, no sé si será verdad, pero lo q es cierto es q tengo afinidad con ellos :) Gracias por la suerte del sábado, ya os contaré!

    Cé, las q nos metemos en educación por tema vocacional, se nota ;)
    Gracias por la suerte bonita, lo mismo para ti.

    ResponderEliminar
  6. Un trabajo muy duro pero lleno de mucha emotividad... Debe ser bonito apreciar ya de pequeñito sus distintos carácteres ¿algo marcado ya en los genes?.. y algo que refleja su entorno afectivo...
    Un saludo.
    www.elmardeeco.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. La verdad es q es duro, y tiene mucha responsabilidad y bastantes cargas, pero tb es muy satisfactorio :)

    ResponderEliminar