Contrariedades de la vida 34

Se acaba la jornada laboral. Sales de trabajar puntual. Te diriges al aparcamiento. Un coche está aparcado detrás del tuyo. Ves como todos los coches de alrededor se van, menos el que impide que tú puedas marcharte. Te acuerdas de toda la familia del desconocido conductor. Después de un cuarto de hora, aparece, con calma, y aún se para a hablar con otra persona. Te vuelves a acordar de toda su familia. Por fin llega al coche. Te dice que ha tenido un día de perros y se va. Sin más. Ni un "perdón" o nada similar.

AVISO: Me he quedado con tu matrícula. Espero que no vuelvas a aparcar detrás mío...
+1

Claudia P.

  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

6 trocitos de felicidad:

  1. Todo esto para decirnos que eres capaz de acordarte de una serie de numeros? Esperaba mas de ti Clo!

    .-

    ResponderEliminar
  2. cuando quieres eres de un tocahuevos q asusta!!!!! jajajaja

    ResponderEliminar
  3. Quedarse con la matrícula es de principiantes...dónde ha quedao eso de rayar el coche o pinchar ruedas

    Os estáis ablandando generación x

    ResponderEliminar
  4. Digamos q tus consejos me parecen excesivos, pero no descarto nada si otro día me pasa. Decir tb q la dueña del coche es la mamá de uno de mis nenes, así q ya sé q tengo q hacer en caso de q se repita... :P

    ResponderEliminar
  5. Supongo que lo mejor es dejarlo pasar y quedarte con la explicación del mal día. A veces falta educación, pero qué le vamos a hacer. Cosas peores hay en el mundo.

    ResponderEliminar
  6. La educación en muchos casos brilla por su ausencia. Pero estás cosas es que me crispan, ¿por qué si yo salgo a la hora tengo q llegar tarde a casa? aisss

    ResponderEliminar