Vienen solos...

Los recuerdos. Vienen solos. Sin ser llamados. Puedes estar tan fresca, con la mente en blanco y de repente ¡zas! una nota musical, una imagen o incluso un olor, pueden llevarte a otro momento de tu vida.

Lo malo son esos recuerdos que te empeñas en enterrar. Esos que cuando vienen, duelen. Y no es que duelan porque sean malos, no. Duelen porque ya no están. 


Puedo empeñarme en tirar objetos o esconderlos, en romper fotos, en dejar de escuchar canciones... pero siempre hay algo que se me escapa. Enciendes la radio y aparece una de esas canciones prohibidas que al principio hielan tu corazón y lo dejan parado para luego acelerarlo a su máxima velocidad. Pones la televisión y una de nuestras películas favoritas se materializa en la pantalla. No soy capaz de cambiar de canal antes de que mi mente vuele a otro tiempo. Abres un cajón y encuentras esa pequeña cosita que ya no recordabas que estaba ahí. 

Esos recuerdos fueron momentos bonitos:cariño, complicidad, risas, abrazos, guiños a otra realidad... Algunos mucho más que bonitos, pero me gustaría poder olvidarlos. Lo malo es que no puedo arrancar algo que forma parte de mí. Y no sé convivir con ello. De momento, no. Y no sé si voy a poder. 
+1

Claudia P.

  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

15 trocitos de felicidad:

  1. Los recuerdos estan dentro del corazon herido y mientras este no sane seguiran ahí.
    Un gusto conocerte con tu permiso me quedo.
    Cariños....

    ResponderEliminar
  2. ¿entonces cómo hacer para q el corazón sane?
    Un placer tenerte aquí Oriana Lady Strange :)
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Siempre lo digo: Aprende a recordar.

    ResponderEliminar
  4. Para q no nos asalten recuerdos no deseados...

    ResponderEliminar
  5. Los recuerdos se esconden en cualquier resquicio de esperanza, incluso detrás de los miedos que aún no sabemos ni que tenemos :)

    ResponderEliminar
  6. Claro que podrás. Todos lo hacen, nos dicen. En cuanto empieces a acumular nuevas experiencias que sustituyan aquéllos. Pero pasará tiempo porque aun es pronto para rechazar todo lo bueno que pasó y nos aferramos a ello echándolo en falta y sabiendo que fue tan hermoso. Es normal que te vengan a la mente los buenos momentos porque en aquéllos instantes hubiéramos detenido el tiempo para habernos quedado infinitamente viviendo esa felicidad. Deja fluir el tiempo y llegará antes o después el día en que sea fácil barrerlo del pensamiento. Y a otra cosa... Aprovecha todas esas cosas que tienes por hacer para entrenar la mente.
    Beso.

    ResponderEliminar
  7. Es facil: Los aceptas y au.

    .-

    ResponderEliminar
  8. LuzdeLuna, esperanza creo q no hay pero miedo, mucho. Quizá estén ahí.

    Tonetxo, el tiempo pasa muy despacio, aunque estoy convencida q en breves me faltará tiempo xq se me empieza a acumular todo, jajaja. No hay quien me entienda :P

    MP, hay cosas inaceptables...

    ResponderEliminar
  9. Eso es por que tu quieres, por que le das esa importancia de tenerlo enterrado. Créeme, he pasado por algo parecido. De hecho lo veo cada mañana, frente al espejo nada mas levantarme. También me carcomía por dentro hasta que lo acepte, no se va a ir, me marca como he sido y puede que marque como soy.

    Al fin y al cabo eso son las cicatrices. Marcas de que algo se ha curado. Y créeme, tengo mas de 30 puntos por todo la piel, ni te digo los de dentro. En cicatrices poca gente me gana xD

    .-

    ResponderEliminar
  10. No sé exactamente el motivo, debo tener muy buena memoria, jajaja.
    Yo realmente no le quiero dar importancia, pero me viene sólo, no lo puedo evitar! Al margen de q tengo días mjores y días peores, y este finde no ha sido bueno, quizá por eso esté un poco más baja de moral...
    Y sobre cicatrices, ya sé q tienes unas cuantas, las interiores tú te las conoces, pero las visibles... son majas! jajaja

    Por cierto, ya hacía días q no estabas "guerrero" y con comentarios decentes por aquí, me gusta :)

    ResponderEliminar
  11. En Blade Runner los replicantes atesoran recuerdos como fotos e inventan una vida que no tuvieron para poder sentir y poder ser humanos...
    Lo más asombroso es que quizás nuestros recuerdos no son tan reales como creemos sino que son reconstrucciones de pedazitos de realidad unidos a trozos irreales creados desde el presente por nosotros mismos...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Por cierto, el anónimo de arriba soy yo o tal vez una reconstrucción, Manuel del blog www.elmardeeco.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. Me ha gustado esa versión de recuerdos q muestras Manuel.
    No sé a q se debe, pero tu comentario no aparecía en el blog, pero como me llegan al mail, los he puesto aquí :)

    ResponderEliminar
  14. Los recuerdos son dolorosos porque fueron buenos momentos del pasado, que aún sentimos en nuestra propia piel.
    La verdad es que me he sentido muy identificada; hace poco escribí en tuiter una frase que creo que te gustará: "Ordenando mis recuerdos encontré promesas dobladas por la mitad".
    Un abrazo Ojizarka, muy buena entrada.

    Luna Plateada

    ResponderEliminar
  15. Luna Plateada, si yo buscara las promesas q un día m hicieron, las encontraría hechas añicos...
    Un besazo y gracias por tus palabras :)

    ResponderEliminar