Contrariedades de la vida 36

No me gusta la lluvia, aunque admito que antes lo llevaba peor. El caso, que hoy como estaba medio nublado y tan pronto chispeaba como que no, me he encasquetado mi gorrito en la cabeza y me he ido a la calle sin más. Todo bien, no llovía.

Pero a la hora de volver a casa si llovía, y yo sin paraguas. 

Mentalmente dices: "Bueno, llevo gorro, no es muy grave. Iré por debajo de las cornisas, esquivando goteras".
Pero no, porque las señoras que SI llevan paraguas se ponen de palique debajo de las cornisas. Vamos a ver, ¿no llevas paraguas que impide que te mojes? Pues deja las cornisas para los pobres desgraciados que nos hemos dejado el paraguas en casa. 

+1

Claudia P.

  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

3 trocitos de felicidad:

  1. Aquí no existen los paraguas. Hay una leyenda urbana que dice que no sabemos como se usan ni como funcionan xD

    ResponderEliminar
  2. Yo nunca llevo paraguas cuando llueve y siempre cargo con él cuando no...

    http://hablamedelcaos.blogspot.com.es/ (la nueva uRL)

    Muá.

    ResponderEliminar
  3. Toni, no tienes paraguas pero si motosierra! jajajaja.

    Cé, eso mismo le pasa a mi madre, dice que cuando lo coge, espanta a las nubes y por eso no llueve!
    Te vuelvo a fichar el blog :)

    Inma, voy a fundar esa sociedad pero YA, que ya está bien!! jajaja

    ResponderEliminar