Subconsciente ¿amigo o enemigo?

Puedes pensar que todo va bien, que todo es maravilloso, que no hay ningún tipo de pena o miedo en tu interior. Pero seguramente te equivocarás. En el momento más inesperado, el subconsciente traerá a tu mente eso que más deseas o más temes. Incluso cosas que creías olvidadas.

Rara vez recuerdo lo que sueño. Algún fragmento es más probable, pero no el sueño completo. No es el caso de la otra noche, que tengo un recuerdo bastante claro de mis aventuras oníricas, aunque fue algo bastante extraño y con poco sentido. El caso que al despertar tuve una sensación difícil de explicar. Aparecieron en mis sueños dos personas totalmente inesperadas. Una que se cuela demasiado a menudo para mi gusto, y otra que hacía mucho mucho que no veía. 

Ella fue una parte muy importante de mi vida, pero por desgracia se marchó de nuestro lado demasiado pronto. Y la echo de menos. Bien es cierto que la vida sigue y que cada vez son menos los momentos en los que te pones a recordar, pero esa noche sé que estuvo conmigo. Y es curioso como mi subconsciente la trajo tal cual era, con esos pequeños detalles en los que a veces no reparas. En mi sueño, mis primas y yo hacíamos una de esas trastadas que esperas que nadie descubra. Pero fue Ella la que nos pilló. La que estaba detrás de la puerta esperando a que llegáramos. La que nos llamó la atención. Pero también la que al final guardó nuestro pequeño secreto. Tal y como siempre había sido.
+1

Claudia P.

  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

3 trocitos de felicidad:

  1. Somos como un iceberg, la mayor parte de lo que somos permanece oculto en las profundas aguas del inconsciente...Un saludo.
    www.elmardeeco.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Odio pensar que todo va bien y que de repente... ¡ZAS!. Pero aún no sé qué valor darle al subconsciente. No sé cómo de importante es. Si tenemos consciencia igual es por algo. Para poder decidir por encima de aquello que no podemos controlar.

    ResponderEliminar
  3. No había pensado en el símil del iceberg, muy bueno Manuel :)

    Cé, esa sensación de q todo esté bn para q de repente todo se vaya al garete es muy mala. Realmente yo tampoco sé q valor darle al subconsciente, pero m gusta pensar q está ahí y en algunos momentos puede ayudarnos. Guarda cosas que creíamos olvidadas, y las recuerda mucho más q nosotros.

    ResponderEliminar