De mayor quiero ser como tú

- No sé -  murmura Manuela compungida. Juraría que llevaba las gafas en el bolso – aseguraba mientras  volvía a mirar: la cartera, pañuelos, llaves, móvil, unos caramelos y la agenda. Ni rastro de las gafas. Soy gafe - dijo deprimida. Ahora tendré que volver a comprarme otras y graduarlas. Con lo que me gustaban esas… - pensó en voz alta mientras pensaba en lo que diría su marido.

Si se hubiera dado la vuelta en ese instante hubiera visto a una niña bajita con unas gafas de sol que le quedaban grandes. Una niña de manos rápidas que siempre ha querido ser igual que Manuela. 

+1

Claudia P.

  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

5 trocitos de felicidad:

  1. Primero imaginé la historia, luego encontré la foto. Le va q ni pintada con esa carita :P

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho la historia!
    Siempre hay veces que encontramos las cosas en el último sitio donde miraríamos o incluso, nunca pensaríamos encontrarlas donde finalmente las vemos!
    Un besote!2m2

    ResponderEliminar
  3. Sweety! has vuelto!! gracias por volver a este rinconcito :)
    Un besote!

    ResponderEliminar