Despertar

En el mundo hay muchas formas de despertar. Obviamente no me refiero al hecho de cada mañana, más temprano o más tarde, cuando suena el despertador y tenemos que abandonar el mundo de los sueños para enfrentarnos a un nuevo día. 
Me refiero a un despertar distinto. Un hecho que haga que abras los ojos y seas consciente con toda claridad de lo que te rodea. Algo que te haga ver cómo son las personas, cómo es el mundo en el que vives. 

Para Nacho fue descubrir que su novia ya no le quería. Su mundo se vino abajo y con el todos sus proyectos y su estabilidad emocional. Tuvo que reconstruirse y finalmente volvió a ser el que era. 
Para Carlos fue el quedarse sin trabajo y con ello perder sus ingresos. Cambió radicalmente su modo de actuar y de vivir la vida, para quedarse con lo imprescindible y descubrir que así también podía ser feliz, incluso más que antes. Porque también descubrió que algunas personas que estaban a su alrededor no eran como decían...
Para Ana el despertar fue muy brusco: un día averiguó que su padre tenía una aventura gracias a un sms de móvil. Su vida, la de su madre y la de su hermana cambiaron mucho y durante un tiempo fue muy dura. Abrir los ojos y dudar de los sentimientos hacía tu propio padre es algo muy gordo. 
Para mí, fue darme cuenta de que la persona que estaba a mi lado nunca me había querido, porque no sabe querer a nadie salvo a sí mismo. No sé cómo llegué a esa certeza, pero una vez llegas a ese estadio ya no hay marcha atrás. Es doloroso. Mucho. Pero poco a poco las heridas cicatrizan y aunque no sé olvidar, procuro mantener ciertas cosas fuera de mi cabecita. 

Pero hay gente que no sabe que se puede despertar teniendo los ojos abiertos. No lo entienden. Pero también es cierto que no pueden decirle a la vida cuándo quieren aprender. Creen saberlo todo. Pero no es así. Y llegará el día en que abrirán los ojos, y quizás ya sea muy tarde. 
+1

Claudia P.

  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

3 trocitos de felicidad:

  1. Hay gente que prefiere quedarse dormida. Y no les culpo. Seguramente tú, yo y todos hemos dormido alguna vez antes de abrir los ojos. Uno tiene que descansar antes de salir al mundo real. Yo creo que hay distintos despertares, pero al final todos se sienten igual. Desengaño.

    ResponderEliminar
  2. Hay que saber vivir la realidad de una manera parecida a los sueños. De todos los sueños, mas tarde o más temprano hay que despertar. Lo dificil de verdad es darte cuenta de que no es una elección. De que solo es neceasrio

    ResponderEliminar
  3. Cé, tienes razón, todos dormidos, y se está genial, pero algún día hay q despertar.

    LuzdeLuna, no se trata de una elección, pero hay personas q se engañan a sí mismos y a los demás.

    Un beso y gracias por vuestros comentarios :)

    ResponderEliminar