Cuando unes tu trabajo, amigos y una afición

Este segundo trimestre ha sido corto, intenso y agotador. Ya está llegando a su fin pero antes de poner el punto final os voy a contar una de las experiencias más chulas que he tenido como profe.

Lo de hacer proyectos en los coles es algo cada vez más común, pero lo de que todo el ciclo vaya a la par con un mismo proyecto es algo menos visto. Y este año en mi cole nos hemos atrevido con un proyecto internivelar de castillos. La verdad que nos ha costado, lo de coordinarse ha sido difícil y en algunos momentos hemos hecho muchas cosas sin tener en cuenta a las demás. 

Pero si que ha habido cosas buenas a destacar como que el edificio de infantil parece un pequeño castillo. Al llegar las puertas de cristal tienen vidrieras y al entrar un simpático bufón te da la bienvenida en los 3 idiomas que se estudian en el cole. Además hemos tenido la gran suerte de contar con una familia maravillosa que nos ha construido 4 torres con sus arcos correspondientes y un trono real para el hall de nuestro edificio. En todo el pasillo hay una muralla, con una lámpara enorme de araña en el techo y varias antorchas. Las puertas parecen medievales con sus bisagras y sus rastrillos. Y los estandartes, cuadros medievales y escudos le dan el toque final. Han sido mogollón de horas invertidas que hemos sacado hasta de nuestro rato de comer pero ha merecido la pena. Y la semana pasada nos atrevimos con una excursión al castillo de mi pueblo: 80 niños de Fraga vinieron el pasado 10 de marzo a Monzón.

Confieso que estaba nerviosa a la par que emocionada. 
¿Saldrá bien? ¿Aguantarán los peques de 3 años la subida? ¿Les gustará? ¿Hará buen tiempo?
Y ahora puedo contestar a todo que SÍ. Y es que en el castillo contamos con la ayuda de dos de mis amigos que les enseñaron a mis niños el castillo con una visita teatralizada genial. Los peques fueron despacito pero aguantaron como jabatos y encima se portaron genial. Después de hablar con ellos me quedo con sus caras y con la frase que le dijo un niño a su madre al llegar a Fraga: "ha sido el mejor día de mi vida". Y encima nos hizo un sol divino.

Ahora nos quedan 3 días de cole para preparar el gran final: una jornada medieval con juegos de la época, talleres, una danza medieval y un banquete real. Ya os contaré qué tal termina todo.


+1

Claudia P.

  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

8 trocitos de felicidad:

  1. Me parece incluso emocionante, será que mis hijos ya no tienen esa edad y al leerte recuerdo la ilusión con la que vivían las actividades que se salían de lo común.
    Felicidades por el trabajo y sobre todo por la pasión con la que lo habéis afrontado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un día intenso que mereció mucho la pena y el último día de trimestre (que os tengo que contar) fue todavía más chulo!

      Eliminar
  2. Qué ilusión desprendes al leerte, me encanta!! Enhorabuena por el proyecto.
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando hago algo que me entusiasma, se me nota! jaja

      Eliminar
  3. Quiero ver alguna foto de esta idea!!! no tienes ninguna que puedas publicar?? qué interesante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De la visita al castillo como tal lo que hay son fotos de los nenes, así que esas no las puedo poner. Lo siento :(

      Eliminar
    2. Pero en el otro post sobre la fiesta medieval puse un enlace a fotos de ese día que también fue muy chulo y se ve toda la decoración del cole

      Eliminar
  4. Quiero ver alguna foto de esta idea!!! no tienes ninguna que puedas publicar?? qué interesante!

    ResponderEliminar