Cuidado con lo que deseas

Érase una vez una familia al revés. Mamá adora asaltar el armario de los dulces. Siempre lleva alguna mancha de chocolate en la camisa. Papá no quiere irse a dormir si antes no le leo un cuento. Mi hermana mayor pasa el día jugando con sus muñecos inventando historias inverosímiles. Y yo estoy harto. No sé qué ocurrió cuando abrí aquel extraño libro y desee que no me trataran como a un niño pequeño. Ahora el libro ha desaparecido y yo tengo que hacer la cena. Sólo quería irme tarde a dormir.


+1

Claudia P.

  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

11 trocitos de felicidad:

  1. Me ha gustado esa sensación de insatisfacción que se refleja, es como si fuera uno de estos niños que tiene que sacar adelante a su familia y rechaza a todo lo que tiene derecho por los demás...
    Me ha encantado!
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hay que tener cuidado con lo que se desea, porque a veces se cumple.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Undestinocontigo :)

    David, hay que tener mucho cuidado, no vaya a ser que se cumpla :P

    ResponderEliminar
  4. Da alegría y un poquitín de envidia sana el ver la imaginación que tienes y ver que la mía no le da la gana de escribir.

    jo!

    ResponderEliminar
  5. Me alegra haberte sacado una sonrisita Cé, así los lunes molan más, ¿no?

    Toni, eso te iba a decir, que a ver cuándo vuelves a tu blog! Tengo que admitir que me costó sacar el microrrelato, pero a veces hay que hacer un esfuerzo :) Ánimo!

    ResponderEliminar
  6. Y encima tendrá que pagar la hipoteca...la suerte es que a los 40 se la abra quitado de encima.

    ResponderEliminar
  7. Tu relato me recuerda tanto a algo, y no doy con ello ;)

    ResponderEliminar
  8. Manuel, no lo había pensado por ahí, jaja. La verdad que pobre criatura, la que le ha caído encima por querer irse a dormir tarde!

    Si algún día te acuerdas, ya me contarás Fran :)

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias Maripi :)
    Qué alegría leer eso.

    ResponderEliminar